“Todos sabemos que se hackean” las máquinas, dijo el juez de la Cámara Nacional Electoral

Opinión 15/10/2016 Por
Buenos Aires - Si bien respaldó la implementación de la boleta electrónica, el juez Dalla Vía advirtió que plantea “nuevos desafíos” y resaltó la necesidad de fuertes controles, ante la posibilidad de hackeos.
5800e2c74bad9_750x500

El juez de la Cámara Nacional Electoral Alberto Dalla Vía advirtió que el sistema de boleta electrónica que se está discutiendo en el Congreso requerirá de un alto nivel de control, ante el riesgo de que el sistema pueda ser alterado. "Hay que poder controlarlo al mismo nivel que tiene este sistema (de boleta en papel), porque todos sabemos que se hackean (las máquinas de votación)", alertó al disertar en el 52º Coloquio de IDEA.

En cuanto al rol de la empresa proveedora de las máquinas, el juez consideró que no se puede "privatizar el sistema electoral", porque "el sufragio es algo público", y agregó: “Si lo vamos a hacer con intervención de empresas, tenemos que resguardar los controles".

En el Hotel Sheraton de Mar del Plata, Dalla Vía expresó: "Lo que tenemos que darle al ciudadano es la garantía que puede haber transparencia". Según sostuvo, la opinión del tribunal que integra es "que debe haber una auditoría completa, previa durante y después" de la elección, una vez que se implemente el nuevo sistema.

El juez de la Cámara Nacional Electoral resaltó que la Ley Sáenz Peña, que instauró el voto universal, secreto y obligatorio para los ciudadanos hombres hace cien años, "ya dio todo lo que tenía para dar" y las "boletas de papel han generado problemas de fiscalización". Por eso, señaló que “en la Cámara hace mucho tiempo se ha venido hablando de cambiar el sistema". Así, respaldó el paso a la boleta electrónica, pero advirtió que “plantea nuevos desafíos".

El proyecto para introducir la Boleta Única Electrónica desde 2017 en todo el país se tratará en Diputados el miércoles 19. Cambiemos apuesta a su aprobación, pese a las fuertes críticas de especialistas sobre la vulnerabilidad de los sistemas informáticos, que ya se dejaron de utilizar en procesos electorales en distintos países.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar