“Los dueños no son para nada insolventes”

Locales 31/05/2016
Tras el cierre intempestivo de la tradicional librería de calle San Luis, este martes hubo una audiencia en la sede local del ministerio de Trabajo en la que se resolvió pasar a cuarto intermedio hasta el jueves.
bleger01.jpg_1572130063
PROTESTA - Frente a Casa Bleger.

Empleados de Comercio descartó problemas económicos de la patronal y apuntó que “manejan negocios vinculados al sector salud, donde mueven muchísimo dinero”. “Son propietarios de un sanatorio y de una empresa de medicina prepaga”, remarcó el sindicato en un comunicado de prensa.

Este lunes, los trabajadores de Casa Bleger informaron que de manera inesperada, se encontraron con una maniobra de la empresa, a través de la cual se estaba vaciando el histórico local al cual además habían cambiado la cerradura.

Este martes hubo una audiencia en la sede local del Ministerio de Trabajo de la provincia, hasta donde se movilizó la Asociación de Empleados de Comercio (AEC), para reclamar por la continuidad de las fuentes laborales.

Luego de la reunión, el sindicato indicó que las negociaciones continuarán el próximo jueves 2 de junio, a las 12. “Pasó a un cuarto intermedio la audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo santafesino, en el marco del vaciamiento de Casa Bleger, que intempestivamente cerró sus puertas y dejó en la calle a todos sus empleados”, dice el texto de AEC.

“Las partes en cuestión, trabajadores, representantes del Sindicato Empleados de Comercio y del sector patronal, acordaron hacer un paréntesis hasta pasado mañana, oportunidad en que los tres sectores, más las autoridades del Ministerio, volverán a reunirse”, añade el comunicado del gremio.

Desde el sindicato se planteó además que “si ese día los representantes de Casa Bleger no presentan una propuesta que sea beneficiosa para los trabajadores, el Sindicato evaluará la aplicación de medidas de acción gremial”.

“Los dueños usaron un procedimiento perverso, engañando a los trabajadores a quienes nunca les comunicaron sobre la situación de la empresa”, denunciaron los mercantiles y agregaron: “Tan perversa fue la manera de actuar, que el sábado al mediodía, cuando los trabajadores se retiraban a sus hogares, los saludaban con «hasta el lunes». Pero el lunes las puertas estaban cerradas y hasta habían cambiado las cerraduras”, remarcó el sindicato.

Para el gremio “los dueños de Casa Bleger no son para nada insolventes, como pretenden aparecer, ya que manejan negocios vinculados al sector salud, donde mueven muchísimo dinero. Son propietarios de un sanatorio y de una empresa de medicina prepaga”.

“Paralelamente, y fuera del ámbito del Ministerio de Trabajo, directivos gremiales denunciaron que los dueños de la centenaria librería utilizaron empleados del sanatorio del cual son dueños, para vaciar de mercadería el local ubicado en calle San Luis 1275”, finalizó el comunicado de AEC.

Empresario multipropósito

Este lunes, en un artículo publicado por este medio, se dio cuenta de que la vaciada Casa Bleger pertenece al empresario Alfonso Quaranta, accionista del Sanatorio de la Mujer, vinculado a la vida política de Newell’s y “activo simpatizante del macrismo santafesino”, afirmaron empleados del comercio.

En su cuenta de twitter, el empresario se describe a sí mismo de esta manera: “Abogado (UNR) y empresario. Master en Asesoramiento Jurídico de Empresas (Univ. Austral). MBA (UCEMA). Leproso, tiempista y maquiavélico”.

Quaranta, además, no esconde sus inclinaciones político partidarias en favor del PRO, ni sus aspiraciones de participar activamente de la vida política del club Newell’s Old Boys, donde el próximo domingo 19 de junio habrá elecciones y no se descarta que si gana la lista Frente Leproso el empresario ocupe la vicepresidencia primera en la institución del Parque de la Independencia.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar