Presentan graves cargos contra los policías detenidos en Alejandra

El fiscal Aldo Gerosa lo acusa de abigeato, faenamiento clandestino, incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos y asociación ilícita, junto a otros dos sujetos arrestados ayer.
Alejandra-700x525

Dos numerarios de la comisaría de la localidad de Alejandra, departamento San Javier, fueron detenidos ayer, junto a otros dos sujetos, por orden del fiscal Aldo Gerosa, acusados por los delitos de abigeato, faenamiento clandestino, incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos y asociación ilícita.

Los allanamientos que derivaron en las detenciones fueron dispuestos por el juez de Instrucción Penal Preparatoria, Ireneo Berzano, en el local comercial de un carnicero de apellido Gallay, donde se secuestraron 211 kilos de carne de origen vacuno, 43 kilos de porcino, 1 117 kilos de pollo; y en un campo del distrito Alejandra, en el que la policía dio más evidencias de peso: herramientas propias de faena de vacunos, un arma de fuego tipo revolver, cartuchos, carne faenada en forma contraria a las normas bromatológicas o bien producto de abigeato, y 3 cueros vacunos faenados de vieja data sin marcas visibles.

También se ubicó un rodeo de 300 de todos los tamaños, pelajes, pesos, categorías, marcados y señalados de distintas propiedades. De ellos se secuestraron 12 animales vacunos, 11 vacas y vaquillas y un novillo, los que presentaban anomalías en marcas y señales.

El caso se originó en una denuncia formulada por un productor de apellido Carnicier a fines de noviembre de 2015 por el faenamiento de un vacuno en su campo. Con el correr de los meses, el ganadero advirtió la falta de resultados en el esclarecimiento del hecho y decidió ampliar la denuncia ante el Ministerio Público de la Acusación de Reconquista.

Ante esa instancia sostuvo que había indicios de “una presunta asociación ilícita e inacción policial, debido a los grandes daños patrimoniales que he sufrido al haber hecho las denuncias correspondientes”.

Particularmente, relacionó los hechos de abigeato ocurridos a fin del año 2015 con actuaciones policiales ilegales y manifestó su “temor de que la planten pruebas, que los denunciantes eran advertidos sutilmente que tendrían problemas para obtener los DTE y documental de transporte de ganado o su comercialización, que no investigan, etc.”.

De acuerdo a las averiguaciones del fiscal a cargo, se desprendió que “la autoridad policial no hizo más que el croquis del lugar del hecho y obtener dos fotos del animal muerto. Los agentes involucrados de la comisaría de Alejandra tampoco se entrevistaron vecinos, no se relevaron huellas de equinos o automotores, no se pidieron informes de celulares activados en la zona del hecho en horarios en los que ocurren normalmente estos delitos (nocturnos)”.

En banda

Por los hechos, y en relación a las pruebas recolectadas fueron detenidos cuatro personas: Gallay y Macedo, y Ávalos y Ocampo, estos últimos numerarios de la fuerza policial, acusados de formar parte de una banda dedicada a cometer hechos de abigeato y de faenamiento en violación a las normas de bromatología y sanidad animal y la venta de ese producto.

De acuerdo a la información a la que accedió InfoVera, el modus operandi que le endilga la fiscalía tenía a los dos primeros como autores materiales de abigeato y faenamiento clandestino; mientras que los policías participaban en la acción dando el “permiso”, no investigando los hechos denunciados y “protegiendo a los otros, percibiendo su parte de la ganancia la cual no era exigida coactivamente sino como parte de la negociación existente”.

Los graves delitos que se le imputarán en la audiencia prevista para las próximas horas son asociación ilícita en concurso real, tenencia de arma de fuego de uso condicional con defraudación a la administración pública por no pagar impuestos, violación a la leyes de policía sanitaria, violación de los deberes de funcionario público y abigeato calificado en el caso de los dos agentes de seguridad detenidos.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar