Incremento real del 9% para Gendarmería y Prefectura por sobre la pauta acordada

Nacionales 30/05/2016
Buenos Aires - Lo anunció el presidente Mauricio Macri, junto a la modificación de dos ítems en la escala salarial de ambas fuerzas, que representa un aumento promedio del 55 por ciento en los sueldos de los gendarmes y prefectos retirados.
574cd04052822_760x506

El presidente Mauricio Macri anunció un “incremento real del 9 por ciento” por sobre la pauta salarial acordada para este año para los haberes del personal de la Gendarmería Nacional y de la Prefectura Naval Argentina, y la modificación de dos ítems en la escala salarial de ambas fuerzas que representa un aumento promedio del 55 por ciento en los sueldos de los gendarmes y prefectos retirados.

Macri dijo que de esta manera “comenzamos a regularizar y normalizar” la situación creada en ese sector debido a “que a las fuerzas se les ha ido aumentando sistemáticamente en base a adicionales, y eso ha generado una inequidad muy grande entre los retirados y los que están en actividad; entonces la jubilación pasa a ser una condena para las personas”.

La medida, que se concretará a través de un decreto y comenzará a regir a partir de junio próximo, tiende a simplificar la liquidación de sueldos de Gendarmería y Prefectura, aumentar sustancialmente los ingresos a los retirados y pensionados y nivelar los haberes con el resto de las fuerzas de seguridad.

La decisión forma parte de un plan integral que se desarrollará en varios años con el propósito de homologar las escalas salariales de Gendarmería, Prefectura, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria, e incluye una jerarquización gradual de los sueldos y la implementación de un sistema que eliminará las discrecionalidades, se indicó oficialmente.

El costo presupuestario anualizado de la medida es de 5.000 millones de pesos, pero generaría potenciales ahorros ya que tiende a evitar futuros reclamos judiciales por el incremento de haberes, y que finalmente desembocan en erogaciones mayores para el Estado.

El aumento promedio del 55 por ciento para los jubilados surge al eliminar dos suplementos “no remunerativos”, que habían sido creados por el decreto 1.307 del año 2012, denominados “Responsabilidad por cargo” y “Función intermedia”, que ahora se trasladan al haber básico.

Macri, quien hizo el anuncio en la Sala de Periodistas de la Casa Rosada y luego detalló la medida a las planas mayores de la Gendarmería y Prefectura, a las que reunió en el Salón Norte de la sede gubernamental, dijo que “esto es a favor de seguir normalizando y regularizando el compromiso de decir la verdad”. De este encuentro participó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“También involucra pagarle a la gente lo que corresponde y en blanco, porque a las fuerzas de seguridad se les ha ido aumentando sistemáticamente en base a adicionales, lo que no contribuye” a su jubilación, situación que “genera una inequidad muy grande entre los que están jubilados y los que están en actividad, y la jubilación pasa entonces a ser una condena para las personas”, puntualizó.

Señaló que “en línea con lo que anunciamos el viernes último para todos los jubilados, de terminar con esta estafa y abuso histórico de no pagarles a ellos, queremos empezar a normalizar la situación de las Fuerzas Armadas y la de las de Seguridad, porque en ambos casos pasa lo mismo”, aunque advirtió que “no podemos hacer todo en un día”.

Según se señaló, la estructura salarial de las Fuerzas de Seguridad es un viejo problema que se origina en las distintas normativas que arrastra desde su origen, en especial para Prefectura y Gendarmería cuya nomenclatura de haberes data del año 1973, cuando fueron creadas como parte de las Fuerzas Armadas.

Veinte años más tarde, en 1993, se sancionó el decreto 2.769, por el cual se crearon suplementos particulares sobre los que se implementaron los aumentos salariales subsiguientes.

De esta forma, los aumentos salariales fueron incorporados por fuera del haber básico, situación que generó una enorme judicialización.

En agosto del 2012 la cantidad de efectivos con el haber judicializado en ambas fuerzas superaba los 30.000 cifra que representaba un 65 por ciento del total, ya sea por sentencia definitiva o medida cautelar. Esta situación se fue corrigiendo y hoy prácticamente no hay casos de efectivos con el haber judicializado.

La problemática se agravó en el año 2012 tras la sanción del decreto 1.307 que absorbía en el haber básico los aumentos que fueron acumulados entre el 2005 y el 2009, y reemplazaba los suplementos creados en el año 1993 por nuevos suplementos de carácter no remunerativo, que son Responsabilidad por Cargo, Función Intermedia, Cumplimiento de Tareas Específicas de Seguridad, y Mayor Exigencia del Servicio.

Este decreto no resolvió las diferencias salariales entre el personal y no dio respuesta al reclamo histórico del personal de ambas fuerzas, lo cual trajo grandes dificultades para la conducción, ya que hubo superiores que ganaban menos que sus subordinados, ni solucionó el atraso en los ingresos de los retirados, que dejaban la fuerza con menos de la mitad de su sueldo. Así, se agravó la situación, que culminó con un paro generalizado de ambas fuerzas.

La incorporación de aumentos salariales en suplementos no remunerativos respondió al propósito de ahorrar el impacto presupuestario que tendría darlos en el haber básico ya que este se traslada automáticamente a los retirados y pensionados.

Se indicó que es una decisión del gobierno de Mauricio Macri incorporar la pauta salarial en el haber básico de las fuerzas de seguridad, cumpliendo con el mando de la ley y garantizando el derecho a la movilidad de los ingresos de retirados y pensionados.

Tras esta nivelación, la pauta salarial de este año será homogénea para las cuatro fuerzas de seguridad y será la misma que para toda la Administración Pública Nacional, y que ahora será incorporada en el haber básico.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar