Eje de Gestión: La Transparencia. JA JA JA!

Opinión 17/05/2016 Por
La maniobra desplegada para destrozar la policía y quedarse con el manejo de los fondos fue llevada a cabo el viernes pasado. Haciendo una puesta de escena digna de Hollywood.
leonidas

Ahí, estuvo la Tropa de Operaciones Especiales, Asuntos Internos, la Policía de Investigaciones y el Ministerio Público de la Acusación. Parecía un operativo desplegado para cazar al Chapo Guzmán. ¿No fueron excesivos los recursos puestos en juego para llevar a cabo los allanamientos o pesquisas previstas, distrayendo elementos humanos de carácter elemental mientras resulta alarmante la ola de robos y el saqueo que ya ni se denuncia porque es inútil hacerlo?

¿Qué quiere demostrar Lifschitz y su comisario Pullaro con esto? Preocupa el grado de infantilismo que se ha visto hasta ahora y la falta de profesionalismo. ¿Este era el cambio?

¡No hay inocencia señores! Se trata de un plan orquestado desde hace mucho tiempo. Al principio de la gestión (diciembre de 2015) se designó en un cargo político a Daniel Moragues como Director Provincial de Logística para ocupar después de este operativo el manejo del Departamento Logística de Policía, recientemente allanado y así quedarse con toda la torta. Tal es así que al señor Moragues no se le conoce despacho físico hasta la fecha (está esperando en la gatera).

En algunos medios trató de justificarse el hecho como respuesta a una denuncia anónima, ensuciando un poco más al hacer mención a una participación de la Policía en una gestión de chalecos antibalas por más de $100.000.000. Lo cierto es que la banda política de Pullaro, sacó ese trámite entre gallos y media noche con un sobreprecio denunciado de un veinte por ciento (¡clin caja, 20 palitos!). Para la Provincia se viene una demanda judicial por este tema y una catarata de denuncias de los policías afectados por los allanamientos que no se quisieron doblegar en su momento para acceder a los aprietes políticos en el marco de la compra de los chalecos.

La metodología no es nueva. Este mismo mecanismo se viene aplicando en los hábeas corpus para hacer doble caja. Se ordena por la vía judicial arreglar una determinada comisaría o alcaldía, se derivan los presos o detenidos al ámbito penitenciario donde está una de las cajas políticas y se intima a la provincia para que lleven adelante obras edilicias por varios millones de pesos donde está la otra caja del señor Lifschitz. Juego Redondo.

¡No está todo inventado! Los políticos son creativos, miren como está la provincia de Santa Fe que hace algunos años ¡era potencia en el país!

Ah, ¿la Policía? No importa.

Leonidas Espartano

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar