La venganza de Pillaro y el allanamiento a la Jefatura de Policía

Santa Fe - Fue en el Departamento Logística (D4) al advertir maniobras por servicios a patrullas facturado y no realizado. La venganza de Pillaro que perdió la licitación de los chalecos y la interna socialista.
Jefatura.jpg_973718260

Notas relacionadas:

Todo comenzó con una denuncia anónima que el propio ministro Pillaro recibió y desde hace meses trabajan y en la cual se pone en conocimiento sobre mecanismos de facturación sobre trabajos no realizados en móviles policiales “desde hace décadas” y en la cual participarían además talleres y comercios.

El fiscal Roberto Apullan ordenó una decena de allanamientos en diferentes talleres y comercios en los que en apariencia se realizaban reparaciones, suministro de repuestos y mantenimiento de vehículos policiales. En un caso “lo que figuraba como un taller de mecánica, por ejemplo, había un lavadero de autos” comentaron fuentes judiciales.

Sobre el fin de la semana pasada hubo diversos allanamientos con epicentro en el Departamento de Logística de la Jefatura de Policía de Provincia con la participación de peritos mecánicos de Gendarmería Nacional que verificaron móviles.

El alto nivel de enfrentamiento del Departamento Logística D-4 con el ministro Pullaro que en persona que hizo lobby abiertamente para la empresa AANTAJ SRL por la provisión de 8.000 chalecos antibalas que finalmente se los otorgaron a Fabricaciones Militares hace unos días en medio de un escándalo y derivaciones también judiciales, llevó a este desenlace con claras operaciones mediáticas en medio del escándalo de la venta de armas en poder de una de las oficinas de su ministerio. (Hoy secuestraron otra en poder de un delincuente).

Esta situación la deja en claro un operador periodístico para-oficial, Hernán Lascano del diario La Capital cuando en su nota dice: “Un test respecto de la dureza de los intereses generados en áreas como Logística fue el proceso reciente para adquirir chalecos protectores para la policía” y acuso a funcionarios del D-4 (de acuerdo a una fuente no mencionada claro esta) de actuar como: “lobbistas que se movían como representantes de la firma Cuppari SRL” una de las firmas que fue intento participar en la venta y que fue impugnada por la que apadrinaba Pillaro (AANTAJ SRL).

Esa compra millonaria (mas de cien millones de pesos) finalmente y en medio de escándalos, reclamos y potenciales denuncias judiciales, le fue otorgada a Fabricaciones Militares producto de un pago de favores hacia el sectores de “La Campora” y el ex Ministro Agustín Rossi y que es gestionada por otro personaje del equipo de seguridad, Ulises Kandiko y que responde a ese sector. Esto descoloco emocionalmente a Pullaro que necesita “caja” en su carrera a la gobernación 2019 y además satisfacer acuerdos preexistentes.

Este nuevo affaire recién comienza y promete ponerse mas que interesante sobre todo si avanza hacia atrás en el tiempo pues pega de lleno en la gestión Bonfatti – Lamberto, este ultimo luchando para ser designado como Defensor del Pueblo y en tanto el ex gobernador en plena pelea interna con el actual Miguel Lifschiftz que quiere ser reelecto en el próximo periodo.

Como vemos, mas allá de la linealidad de periodistas “prestigiosos” otrora y hoy devenidos en operadores a sueldo, la cuestión es mucho más interesante incluso para el genero potencial de la ficción.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar