Revelan que el candado del penal de la comisaría 24ª no funcionaba correctamente

Policiales 09/04/2016 Por
La fiscal interviniente Karina Bartocci ordenó además el secuestro del libro de guardia para corroborar quiénes estuvieron en la comisaría el día de la fuga (jueves) y los anteriores.
04-08-LR2201--delosrios.jpg_88717827

La fuga de siete reclusos alojados en el micropenal de Granadero Baigorria, cuatro de los cuales continuaban ayer prófugos, sumó nuevos condimentos al detectarse, entre otras cosas, que el candado que violaron los detenidos para abandonar la comisaría 24ª (donde se ubica el módulo de detención) no funcionaba correctamente.

Esta es una de las constataciones realizadas por la fiscal Karina Bartocci, de la Oficina de Corrupción y Violencia Institucional, quien ordenó además el secuestro del libro de guardia para corroborar quiénes estuvieron en la comisaría el día de la fuga (jueves) y los anteriores. Se presume que la funcionaria busca establecer el grado de responsabilidad que pudo caberle al personal policial que debía custodiar el centro.

Bartocci también solicitó a la Policía de Investigaciones un informe fotográfico, croquis y planimetría del lugar. Pero también elaboró un informe de irregularidades en la comisaría en cuanto a seguridad que evaluará y contrastará con notas enviadas por el comisario de la seccional 24ª, donde solicitaba refuerzo de seguridad o traslado de detenidos, y advertía que no estaban dadas las condiciones de seguridad necesarias para mantener a los reclusos.

Al respecto, la fiscal ordenó ayer el traslado de todos los detenidos que quedaban luego del episodio de fuga.

Pero lo llamativo es que, al secuestrar el candado, se constató que la mecánica de cerrado "no era la correcta". Lo que se intenta dilucidar ahora es si el desperfecto fue intencional o si el dispositivo venía fallado con anterioridad.

Mientras tanto, la policía intentaba ayer dar con el paradero de Cristian Gonzalo Acuña (detenido por tentativa de robo); Gonzalo Argañará (tentativa de robo calificado y lesiones); Cristian Moreno (prisión preventiva por homicidio doloso), y Franco Papaleo (robo con arma blanca), los cuatro evadidos que lograron darse a la fuga.

Otros tres, Marías G., Diego K y Ezequiel S. fueron recapturados por las fuerzas de seguridad poco después de fugarse. Están detenidos, respectivamente, imputados de los delitos de encubrimiento, robo y amenazas calificadas y abuso de arma.

La fuga puso sobre el tapete estos nuevo micropenales. El de Baigorria había sido inaugurado el 12 de marzo, y tenía capacidad para 16 personas. Sin embargo, personal policial venía advirtiendo lo que consideraba ciertas falencias en estos módulos, donde no estaban dadas las condiciones mínimas de seguridad (iluminación exterior, cámaras de vigilancia, protección de los muros medianeros de los baldíos linderos, bloqueo de los cerramientos, el candado), además de no contar con luz eléctrica y agua caliente.

No obstante, el Ministerio de Seguridad hizo una férrea defensa de estas estructuras, que —afirmaron desde el organismo— "fueron construidas con las normas de seguridad especificadas internacionalmente para el uso que se les asigna" (ver aparte).

La provincia anunció una obra para aliviar el tránsito en V. G. Gálvez

El gobernador Miguel Lifschitz anunció ayer una obra de infraestructura que aliviará el tránsito pesado que actualmente ingresa a Villa gobernador Gálvez. Se trata de la pavimentación integral de la calle Ecuador (2.500 metros comprendidos desde Comandante Espora hasta el acceso a la planta de Cargill) que va a permitir descongestionar todo el tránsito de carga relacionado con distintas empresas y evitar que circule por las calles de la ciudad.

El mandatario provincial realizó este adelanto durante una visita que realizó ayer a la planta frigorífica de la empresa Paladini, en esa ciudad, donde recorrió las instalaciones.

"Estuvimos hablando de los planes de expansión y crecimiento que tiene la empresa y las infraestructuras que se necesitan para un mejor desarrollo de la actividad", señaló el gobernador tras la visita.

Lifschitz recordó el compromiso del Estado provincial para con las empresas santafesinas, y afirmó: "Queremos industrias, desarrollo y trabajo, y para eso hacen falta dos cosas: empresarios como Paladini que apuesten a la inversión, y un Estado que acompañe y colabore con las obras de infraestructura y las condiciones necesarias para que las empresas puedan crecer".

La compañía, que emplea a más de 2.400 personas, fue calificada por el gobernador como "una de las empresas más importantes que tiene la provincia de Santa Fe, con una prestigiosa y extensa trayectoria en el desarrollo de alimentos, con una capacidad de crecimiento muy importante y una de las plantas más modernas de la Argentina, con alta tecnología y controles de calidad que la ponen a la vanguardia", describió.

Tras su arribo al establecimiento, el funcionario fue recibido por el presidente de la empresa, Eduardo Paladini, y estuvo acompañado por el intendente local, Alberto Ricci, y el senador Miguel Cappiello, entre otros.

Paladini celebró la realización de "una obra muy necesaria para el crecimiento de nuestra empresa, emblemática para la ciudad, y para los vecinos. Si la provincia nos brinda la infraestructura necesaria, esta empresa va a seguir creciendo", afirmó.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar