Trabajadores del Sies denuncian que en la ciudad hay sólo siete ambulancias para asistir emergencias

Locales 08/05/2016 Por
Lo advirtieron los propios empleados del sistema de emergencias. El director del servicio salió al cruce de la versión.
0007644347
POCAS - Trabajadores del Sies advierten que las demoras en el arribo de ambulancias obedecen a la escasez de unidades.

Trabajadores del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) denunciaron que en Rosario, que tiene más de 1.200.000 habitantes, hay sólo siete ambulancias habilitadas para emergencias en la vía pública: seis para adultos y una para pacientes pediátricos. Además, destacaron que hay poco personal a bordo de los móviles. El director del Sies, Adrián Pafundi, negó las denuncias y dijo que "la ciudad está en condiciones de responder ante una emergencia".

Trabajadores del Sies, que no quisieron revelar sus nombres por miedo a represalias laborales, advirtieron que la cantidad de ambulancias operativas que se disponen para las urgencias difieren de la que el municipio publica oficialmente. En el sitio web de la Municipalidad figura que hay 15 ambulancias y que se cuenta con cuatro motos para respuesta rápida.

"En total hay nueve ¿Qué problema trae eso? Sólo seis son para adultos, emergencias y vía pública. El resto está representado por una que es exclusiva para pacientes pediátricos y otras dos que son de la Dirección Provincial de Accidentología y Emergencias Sanitarias (Dipaes), los móviles 9 y 14, que sólo se usan para traslados, no para emergencias ni accidentes en vía pública".

Además están las motos. "Sólo hay dos, y llegan al accidente para verificar si hace falta una ambulancia o no. De todos modos, no dan abasto. Sería mejor que hubiera más ambulancias", afirmó un empleado y recordó: "Antes había un utilitario que hacía las cosas rápidas, con un médico y un enfermero y algunos equipos para un trauma. La sacaron de servicio por falta de presupuesto".

En relación al estado de los móviles, los trabajadores dijeron que son "nuevos, pero pocos. No puede haber seis ambulancias y una pediátrica para una ciudad de más de un millón de habitantes".

Más demanda. La demografía de la ciudad aumenta cada año. Esto tampoco pasa por alto al momento de saber que, a mayor población, mayor demanda: "La cantidad de móviles es poca porque cada vez hay más gente, también en los alrededores", remarcó un trabajador del servicio.

El año pasado, bajo el gobierno de Antonio Bonfatti, se anunció en dos oportunidades que se entregarían ambulancias para Rosario. Una de las fuentes consultadas indicó que "las tienen guardadas. En un pueblo de 20 mil habitantes hay dos ambulancias nuevas y acá hay seis para una ciudad mucho mayor", remarcó. Además, puso de relieve un dato contrastante: "En Santa Fe capital, que es más chica que Rosario, hay móviles de la Dipaes con tres personas y tienen 20 ambulancias".

Respuesta. Los tiempos de respuesta son cruciales en los sistemas de emergencia. Según explicaron los empleados, los códigos más críticos están representados por el amarillo y el rojo.

El código amarillo, también denominado clave 2, corresponde a los pacientes que padecen patologías para ser tratadas de forma rápida, pero que no corren riesgo de vida. Mientras que el código rojo, o clave 1, es el que responde a aquellos pacientes que corren riesgo de vida por las patologías o hechos que sufrieron. En todos los casos, los llamados deben ser evaluados por el operador según lo que relate quien se comunica con el sistema de emergencias; para eso, debe haber personal capacitado.

Internacionalmente y llevando el caso a niveles de cuasi perfección, el código amarillo debe ser tratado entre los ocho y diez minutos de la llamada; por su parte, el rojo entre cuatro y seis minutos. Según el común de las quejas de los usuarios, los códigos rojos del Sies en la vía pública oscilan entre los 40 y 60 minutos.

Esto, para quienes hablaron con este diario, tiene una explicación: "Siempre hay demoras porque no se puede cubrir todo, justamente, por la falta de móviles. En la capital provincial hay ambulancias para usar, pero no se quiere contratar al personal para que los ocupe".

Afirman que, para "estar tranquilos y prevenir, hoy en Rosario tendrían que estar funcionando entre 12 y 14 móviles".

Personal a medias. No sólo los móviles son escasos, en la actualidad, según remarcaron las fuentes consultadas, también el "personal idóneo. No se invierte, y es igual que en el sector privado. En las ambulancias tendría que haber tres profesionales, no dos. Sobre todo para que el paciente esté mejor atendido".

Otra de las voces consultadas afirmó que en cada ambulancia hay sólo un chofer y un médico. Esto demuestra la dificultad que corre para el médico al momento de atender una urgencia. En muchos casos, los choferes no cuentan con los conocimientos suficientes para ayudar al profesional que atiende al paciente. Resaltando una obviedad, ese chofer tiene que manejar.

Fuente: La Capital

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar