Faltan 50 pistolas 9 mm en el Ministerio de Seguridad y las tienen los delincuentes

Investigaciones 08/05/2016 Por
Santa Fe – Pese a los denodados trabajos ordenados por el propio ministro Maximiliano Pillaro para mantenerlo en secreto, ponemos a disposición de la ciudadanía este trabajo para que tengan cabal conocimiento del descontrol que existe en el aparato político provincial que maneja la seguridad.
pullaro_50_pistolas
¿ROBADOS? - Pullaro, Palavecino y Aranda, los involucrados.

El primer indicio fue a través de un alerta que recibimos y en el cual se advertía de la situación pero además de maniobras de ocultamiento y de búsqueda de un chivo expiatorio en la institución policial (tal como lo hacen siempre para zafar funcionarios políticos). De esta maniobra participan las mas altas autoridades encabezadas por el propio titular de la cartera pero muy intensamente el comisario Julián Aranda, enroscado en el cargo de Director de Asuntos Internos, transformada en una especie de GESTAPO socialista siempre dispuesta a hostigar y dañar a los policías y la institución, en especial cuando esta en riesgo algún político de turno como en este caso.

Hace dos meses

El trabajo investigativo dio como resultados el poder establecer con certeza que “Faltan 50 pistolas 9 mm en el Ministerio de Seguridad desde hace dos meses” es decir se las robaron en las narices de Pullaro y sus boys. Estas provenían de un recambio por pistolas nuevas al personal.

Esta situación que se constata a raíz de la aparición y secuestro de pistolas en hechos delictivos con la misma numeración que la Policía de la Provincia de Santa Fe “bajo recibo” (que guardan celosamente) les entregó por orden del ministro al Secretario de Control en Seguridad es decir una oficina burocrática de nivel político sin ligazón Alguna a la policía de manera organizativa, algo así como armar civiles o para-policiales.

Devuelvan las bolsas

Desconocemos los motivos aunque los imaginamos desde esa oficina del propio Ministerio de Seguridad se detectan la faltante de “DOS BOLSAS CON 25 PISTOLAS 9MM CADA UNA” (es decir medio centenar en total) que deberían haber guardado adecuadamente pero que no la cumplieron y las regresaron al circuito ilegal.

Aparecen las primeras

Esto se verifica en hechos puntuales donde son como dije anteriormente secuestradas nuevamente esas armas en recientes hechos de conmoción calificados como homicidios, causas por narcotráfico, asaltos, etc. en un total me dicen de 10 es decir hay otras 40 en la calle listas para ser usadas por los hampones contra la sociedad y especialmente en la primer línea contra los propios policías.

Caso resonante

El caso mas resonante que acerca aun mas al foco de la corrupción y la cadena de responsabilidades es el de la detención de un empleado municipal de la capital provincial (Miguel Ángel Acula) que amenazo a varios “trapitos” portando una de esas armas en cuestión. Este hecho ocurrió el 04/04/16 es decir hace un mes el juez penal Sergio Carraro dictó la prisión preventiva para el empleado de la Guardia de Seguridad Institucional (GSI) el pistolero Acula, un hombre ligado precisamente al responsable de cuidar las armas el Secretario de Control Matías Palavecino e incluso me aseguran que trabajo con el en esa oficina antes de pasar a la planta municipal.

Silencio y medio verdades = gran mentira

Este obviamente no es el único caso que fue escandaloso pero cercenado en el aspecto informativo por las red de medios manejados por el narco-gobierno con la pauta oficial, es decir con los dineros de todos los contribuyentes. En al menos otros nueve casos también se secuestraron armas de esas “bolsas”.

En el RENAR también

Debo decir y para ver lo que sucede cuando inexpertos meten manos en cuestiones técnicas de la policía que en el propio Registro Nacional de Armas – RENAR sucedió algo parecido llevándose 200 pistolas y fusiles de grueso calibre y alta tecnología que debían haber sido destruidas. Ese organismo era conducido por elementos de “La Campora” por ese entonces.

Que hacían las armas en manos de civiles

Es evidente que la responsabilidad es neta y exclusiva de las autoridades políticas del ministerio que deberán explicar que sucedió con esas armas pero además ¿Por qué estaban fuera de la custodia de la institución policial? Cuestión de tamaña gravedad como por supuesto la de que aparecieran en las calles en manos de los delincuentes.

Es obvio que a esta altura y con semejante complicidad de los más altos niveles del gobierno provincial importa poco si las vendieron o las regalaron. Eso si, me dicen que en Santa Fe, en el barrio Centenario las ofrecen a $7.000 cada una o dos por $10.000.

Monzon investiga pero calladito

Este escándalo esta tabicado a la opinión publica bajo estricta reserva que hasta ahora quien encabeza la investigación el Comisario Monzón, Jefe de la PDI en esa ciudad es amigo personal y otrora “mano derecha” de Julián Aranda actual Director de Asuntos Internos que insiste en buscar un lugar por donde colgarle las responsabilidades a la División Logística de la Policía Provincial que es ajena totalmente al hecho y lo probo fehacientemente.

Como verán estos injertos institucionales permanentes con sobre posición de roles, responsabilidades, dependencias y otros males ha llevado a la anarquía institucional y el fracaso sistemático de todos las conducciones y planes con derivaciones cada vez mas graves como estas.

Un tipo peligroso

Pullaro que es un pillo lo sabe y por eso sigue sosteniendo a personajes como Di Lena entre otros que por cuenta y orden suya hostigan a los policías en toda la provincia.

Operaciones sucias

Pero además es peligroso porque no es cualquiera, este hombre sin escrúpulos entro en un espiral de decadencia que roza lo institucional y las libertades individuales. Para muestra de lo que digo podemos ver como actuó en el escándalo de la compra de los chalecos antibalas montando una operación por ejemplo contra Fabricaciones Militares que incluyo denuncias publicas, gestiones en Buenos Aires y la justicia federal para que allanen la Fabrica Militar ubicada en Fray Luis Beltran y la opuesta en escena en un procedimiento donde a dos “perejiles” del sub-mundillo le encajaron material antitanque que estoy seguro no vieron ni en el cine. ¿Se entiende la gravedad de lo que esta dispuesto hacer en el marco de una licitación de cien millones por ejemplo?

El actin de la inspección

Con este tema y sabedor de lo que se venia Pillaro en persona ordeno “inspeccionar” todas las dependencias policiales con dos objetivos muy claros a la luz de este affaire; por un lado tratar de encontrar las pistolas que le falta a Palavecino es decir a EL y por el otro meterle humo al tema y tratar de armar una escena y cargarle a la policía una vez mas este asunto. Por eso sostengo que es un inescrupuloso confeso.

Fracaso

Creo que a esta altura de las circunstancias, con el fracaso rotundo de la gestión actual y los hechos lamentables de muertes, robos, secuestros y otras modalidades delictivas el ciudadano tiene cabal conocimiento de lo que sucede más allá de que le mientan con medias verdades la prensa cómplice. Mas este tipo de escándalos a la vista de todos suman certeza y aumentan la luz de una verdad que se impone y que es la de la realidad.

Lifschiftz debe intervenir

Es el gobernador ante tamaña cadena de responsabilidades y encubrimiento el que debe tomar riendas en el asunto a no ser que siga con la plancha que no suma en una gestión con la altísima demanda de transparencia. AMPLIAREMOS.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar