Empresario "destapa la olla" de la escandalosa compra de chalecos para la policía

Investigaciones 06/05/2016 Por
Rosario – Un negocio de mas de cien millones de pesos donde Agustín Rossi y La Campora se disputan con el Ministro Maximiliano Pullaro la definición de otra escandalosa Gestión Directa para comprar chalecos para la policía. Habló el empresario que "destapó la olla".
CHALECOS-1440x564_c

Les adelantamos que “Cafierito” Kandiko se quedaba con todos los vueltos y además que va por todo por cuenta y orden de su jefe Agustín Rossi y La Campora y adelantamos algo más: “Lifschiftz le asignaría la compra a Fabricaciones Militares” en medio de acusaciones cruzadas y reclamos administrativos que derivarían en la justicia arrastrándolo al propio gobernador.

En una jugada desapercibida por el verborragico gerente de Aantaj S.R.L. Alejandro Altoe, muy hábilmente Kandiko (es decir Rossi y La campora) lo utilizan para “tumbar” como dicen en la jerga a Francisco Cupopari inhabilitándolo y así dejarle vía libre a Fabricaciones Militares que va de la mano de estos funcionarios y de un “acuerdo” entre Lifschitz y Agustín Rossi.

Esta maniobra ha despertado un escándalo mayúsculo con la pretensión de Cuppari que si entendió la jugada del gobierno y como entro Altoe “de cabeza” en la maniobra que lo dejó solito y fuera de carrera.

Fabio Cuppari, apoderado de la firma de su padre Francisco Cuppari ya había presentado una impugnación al acto de la apertura de propuestas que le fue negada y ahora recursó en la vía administrativa por lo que espera sin dudar será finalmente la adjudicación a FM de un contrato de mas de cien millones de pesos.

Esto como lo dijimos en anterior nota es una devolución de “en pago de esos acuerdos y deudas políticas” que le van a dar a “Los Chivos” representados por Kandiko el lobbysta mas voluminoso pero paradójicamente el mas ágil, ya que se lo cargo a Pullaro y Puccini juntos que tienen menos cintura que el gordo y por lo cual Pillaro esta viendo como correrlo del estratégico lugar.

Las operaciones previas del Ministro de Seguridad de denunciar la faltante de material bélico en Fray Luis Beltran y el armado de causas que se caen con delincuentes “embagallados” con material antitanques y munición de guerra no le sirvieron a Pillaro para torcer el brazo a favor de su empresa preferida.

Hay impunidad

Cuppari hace referencia en sus reclamos según nos dicen en los plazos fijados arbitrariamente por Puccini y Kandiko (los dos que pulsean la jugada con patrones distintos) y además dicen que “faltaron a la palabra” ya que los plazos acordados eran otros. Es decir nos están dando la razón a nuestra nota en E24 de que “hubo trabajos previos de estos dos funcionarios envueltos en el chaleco-escándalo que denunciamos en estas mismas paginas y que trataron de negar desde el siempre presente silencio oficial o la burda pretendido apriete del titular de Aantaj SRL a través de las redes sociales.

Señala Cuppari con mucho énfasis que los funcionarios trabajaron en cuanto a la fecha para que sea antes del vencimiento de los chalecos de una de las firmas involucradas en la puja.

Sostiene además que “no hay empresa en el sector que tenga tanta cantidad de materia prima” y que este habilitada por la autoridad nacional que regula, es decir el RENAR (Registro Nacional de Armas) y este me señalan no es un detalle menor para “dirigir una operación de semejantes proporciones.

Acusa también a la firma Aantaj S.R.L. de operar de manera “inescrupulosa” en el mercado y logrando la mencionada “inhabilitación” que es la que por otra parte refiere sin señalarla el propio gerente Alejandro Altoe en la amenaza hacia nosotros en las redes sociales.

Según Fabio Cuppari los plateo hechos por Altoe fueron irrelevantes y se “cayeron” y que “Somos lideres en el mercado y este es el motivo de este accionar de estos personajes (Altoe)” y aclara: “Ese fue el apuro de Puccini y Kandiko para adelantar los plazos y con la connivencia de Altoe sacarnos del medio”.

Nos dice que para “poder cotizar mas alto debían sacar a Cuppari del medio y esta fue la triquiñuela que utilizaron” y denuncian que esta en marcha una clara maniobra de sobreprecios de la mano de funcionarios y esta empresa de dudosa trayectoria” dijo.

Para Cuppari la modalidad de la Gestión Directa es un recurso teñido de sopechas e inconvenientes al Estado que son comprobables y traen a la mesa casos concretos como compras anteriores de chalecos antibalas donde “casualmente” subrayan tanto Fabricaciones Militares como Aantaj S.R.L. han cotizado “por encima de ellos” (Cuppari) con cifras que oscilaron entre un 20 a 75% por encima es decir unas sumas millonarias.

Según el empresario: “El Gobierno de Lifschiftz lo sabe claramente porque se lo hemos expuesto de manera fehaciente” pero según nos dicen se lo estarían por adjudicar de igual modo a Fabricaciones Militares por una decisión política arbitraria y con ilegalidades claras.

Pero no solo termina en el perjuicio económico al Estado que será millonario sino además que las prestaciones de los mismos serán notablemente inferiores a los que ofrecen, algo que no resulta menor a la hora de exponer esta información obviamente.

Fuentes oficiales que prefirieron mantener el off the record nos confirmaron estas informaciones y además dijeron que “inexplicablemente ampliaron el presupuesto inicial en un 20% sin motivo y coincidiendo en los montos de “retornos” que usualmente se utilizan en estas operaciones a manera de gratificación a funcionarios (interpreto coima).

En otro orden Cuppari achaco a la falta de inclusión de los que se llama “anticipo financiero” como según dice se viene dando en compras similares como una clara muestra de direccionamiento hacia Fabricaciones Militares que a diferencia de una empresa privada tiene obviamente el financiamiento estatal que es concluyente para operaciones de este monto. En este aspecto se refirió también al stock de materiales.

Los tiempos que se manejan también son un direccionamiento nos dijo “y esto es evidente” aclaro achacándolo a los funcionarios gestores el cambio de plazos llevados a cabo que acortaron los inicialmente propuestos y que a juicio de la empresa eran de cumplimiento efectivo para todos los interesados.

Cuppari denuncia que Fabricaciones Militares hace poco tiempo compro mas de cuarenta mil metros cuadrados de material balístico, claramente “tela tejida aramida” y otro millón y medio de “tela Kevlar” lo cual se entiende en este tipo de operaciones en un mercado millonario en manos de pocos operadores.

Señala para mas ilustración que en el mercado “cualquier compra presupone varios y complejos plazos administrativos que con suerte duran entre 45 a 60 días” es decir tener esa cantidad de material con la información de que se va a comprar en los plazos señalados es definitorio para cualquier empresa privada generando un monopolio casi en manos de FM:

Según la empresa teóricamente perjudicada los funcionarios de manera extemporánea introducen conceptos erróneos como el de “protección RB3 Multiamenaza” para riesgos con armas punzo cortantes. Se sabe que en el mercado FM tiene un chaleco “Multiamenaza”. Agrega a modo de ejemplo que tal clasificación no excite en las normativas internacionales que diferencia entre las “balísticas” y “antipunzantes” pero aclara “por separado”.

Sobre su opositor y detractor (Aantaj S.R.L.) se despachó a gusto y dijo que en reiteradas oportunidades ha renunciado a licitaciones como en la provincia de Entre Ríos y en las restantes ha quedado desplazada por Cuppari.

También apunto a Fabricaciones Militares a la que apunto con estar intervenida por irregularidades seria como las que se vieron en los medios públicos en especial en la Fabrica Militar Fray Luis Beltrán. “Ha Fabricaciones Militares la superamos en ofertas y calidad de productos en varias ocasiones” dijo y volvió a decir: “es por eso que debían sacarnos del medio”.

Nos dijo Cuppari y nuestra fuentes oficiales que “le están por hacer firmar a Lifschiftz un contrato por Gestión Directa que millonariamente perjudicará al erario público en medio de acusaciones formales en curso” y nos adelantan que se podría judicializar. Mientras tanto, en medio de esta pelea por la tajada de la torta (presupuesto) nuestros hombres y mujeres de la policía siguen sin los chalecos y estos funcionarios impresentables que gestionan incluidos el propio ministro sigue buscando el beneficio personal.

E24

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar