Lo juzgan por el frustrado atraco a un Rapipago en la zona oeste

Policiales 05/05/2016
Rosario - Ocurrió en julio de 2014 en Dorrego al 3500 y los ladrones ingresaron tras hacer un boquete desde el estudio del ex ministro Héctor Superti.
0006950683

El 9 de julio de 2014 tres hombres ingresaron a la casa donde funcionaba el archivo del estudio jurídico del ex ministro de Justicia de la provincia Héctor Superti y realizaron un boquete en una de las paredes para, de esa manera, entrar a un local de cobro de impuestos contiguo y robar la recaudación del comercio. Pero las cosas les salieron mal y fueron detenidos por la policía en plena tarea delictiva. Dos de los intrusos ya fueron condenados en un juicio abreviado y ayer la conducta penal del tercer implicado comenzó a ser ponderada en un juicio oral y público.

Alejandro Jesús Pascua, el tercer acusado del caso, ya aceptó en una audiencia preliminar su participación en el hecho. Por lo tanto lo que se discutirá en el juicio es el monto de la pena que se le impondrá. En su alegato inicial, el fiscal Fernando Rodrigo le atribuyó a Pascua, de 30 años, los delitos de tentativa de robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda y violación de domicilio en calidad de coautor y pidió que se lo condene a 4 años de prisión. A raíz de que Pascua había sido sentenciado en un proceso abreviado a 3 años por una entradera cometida el 9 de enero de 2015 en una casa de la zona sur de la ciudad, el responsable de la acusación requirió que la pena se unifique en 7 años.

In fraganti. La madrugada del 9 de julio de 2014 una vecina de bulevar Seguí y Dorrego se comunicó con el 911 para denunciar que, desde su casa, observaba movimientos extraños en la calle. Las idas y venidas de gente desconocida y los ruidos provenían de un negocio de cobro de impuestos de la empresa "Rapipago" al que, según dijo, estaban robando. Al llegar los patrulleros del Comando Radioeléctrico al lugar detuvieron in fraganti a tres hombres dentro del local.

Pascua y sus dos cómplices fueron apresados. La policía observó inicialmente que había varios vidrios rotos en el frente del local y que una persiana había sido forzada. Además hallaron varias herramientas dispersas en el piso. También distinguieron que los ladrones habían ingresado a través de un boquete hecho en una de las paredes medianeras que daba al archivo del estudio jurídico de Superti, situado en Dorrego al 3500. "Utilizaron un martillo neumático para realizar el agujero", comentó el ex ministro de Justicia, que ayer declaró como testigo.

Según la reconstrucción realizada por el fiscal Rodrigo, los hombres acusados "rompieron un candado y colocaron uno nuevo para disimular de que habían ingresado y no levantar sospechas. Hicieron un trabajo de inteligencia para cometer el atraco. Unos días antes Pascua fue al negocio a pagar un impuesto para así poder conocer el terreno donde concretarían el asalto", explicó el responsable de la acusación.

Los investigadores policiales presumieron que la motivación de los ladrones era abrir la caja fuerte que este tipo de negocios tiene para depositar la recaudación y especularon con que el día del hecho y al siguiente no hubo bancos, por lo que podría haber una suma interesante de dinero. Uno de los cómplices de Pascua, Lucas Merino, fue condenado a 2 años de cárcel , mientras que Pablo Riquelme recibió una sanción penal de 3 años tras las rejas.

Precisamente, según contó una fuente judicial, uno de los hombres sentenciados, en la audiencia de ayer, brindó detalles de cómo cometieron el hecho. Hoy a las 12 el fiscal Rodrigo y la defensora pública Silvana Lamas formularán antes los alegatos finales del caso.

Fuente: La Capital

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar