Martínez: "Era la muerte o aceptar el dunga dunga"

Nacionales 15/11/2017 Por
ushuaia - El jefe de la UOM fueguina explicó el acuerdo que congela las paritarias por dos años. Dijo que los trabajadores fueron extorsionados.
0022051680

"Era la muerte o aceptar el dunga dunga", disparó ayer Oscar Martínez, el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Río Grande, el acuerdo firmado por su gremio con las industrias electrónicas de Tierra del Fuego para congelar paritarias por dos años. El pacto, presentado como de "competitividad", fue firmado bajo la amenaza del gobierno nacional de una brusca modificación impositiva que en los hechos terminaba con el régimen de promoción que todavía existe en esa provincia.â• 

El proyecto para eliminar el impuesto interno a los productos electrónicos que no se fabrican en la isla estaba incluido en el anteproyecto de reforma tributaria del gobierno nacional. En el proyecto definitivo, que será debatido por el Congreso nacional, trocó esa iniciativa por una reducción gradual de esos tributos en cinco años. Esta moderación no fue motivada por una discusión fiscal sino laboral: los gobiernos nacional y provincial, la asociación que nuclea a la industria fueguina y la UOM firmaron un acuerdo por el cual se congelan las paritarias por dos años, a cambio de mantener fuentes de trabajo. Merced a la inflación, frenar la negociación salarial significa una reducción real de sueldo.

Martínez afirmó que el sindicato debió "asumir un golpe durísimo porque no le quedaban alternativas". Dijo que los trabajadores fueron "víctimas de una extorsión" por parte del gobierno nacional. "No nos dejaron alternativas ante las amenazas de despidos", dijo, y explicitó: "Es como el chiste del prisionero que está condenado a muerte y acepta el dunga dunga".â• 

Sobre el acuerdo, reconoció: "Hemos sido presionados para reducir un 30 por ciento nuestros salarios actuales".

"No hay trabajo, encabezamos los niveles de desocupación del país", dijo Martínez en referencia a la situación social de Tierra del Fuego. De hecho, la recesión y la apertura económica provocaron una caída del 12,8 por ciento en el empleo registrado de la provincia más austral del país en 2016. Fue la mayor caída de todas las provincias.

El secretario general de la UOM fueguina explicó que "el anuncio de modificar las protecciones arancelarias hacía que la totalidad de las fabricas cerraran sus puertas, por lo que no hay alternativas laborales".

Y recordó: "Durante los años 90 fuimos condenados a no tener paritarias hasta 2004".

El convenio es parte de la saga de "acuerdos de competitividad" que el gobierno viene impulsando desde que asumió para flexibilizar condiciones de trabajo. Lo hizo en la industria petrolera, automotriz y lechera.

Fuente: La Capital

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar