Indec: más de 340 mil rosarinos son pobres y casi 100 mil, indigentes

Locales 29/09/2017 Por
El 26,3 por ciento de la población no cubre la canasta básica de productos y servicios; más baja que la nacional. La indigencia es del 7 por ciento, el doble que a fines de 2016.
0021637317
- Pobreza. El organismo que conduce Jorge Todesca difundió los indicadores del primer semestre del año.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), 340.583 habitantes del Gran Rosario eran pobres al término del primer semestre del año, de los cuales 90.321 eran indigentes. Esto significa que el 26,3 por ciento de la población no alcanza a cubrir una canasta básica de bienes y servicios, mientras que el 7 por ciento no alcanza a solventar una canasta alimentaria elemental. Mientras el porcentaje de pobres cayó 0,4 punto entre diciembre y junio, sorprende que, de acuerdo al organismo, el de indigentes casi se duplicó en el mismo lapso, al pasar de 3,8 por ciento al 7 por ciento.

El porcentaje de habitantes bajo la línea de pobreza se ubicó por debajo del indicador nacional, que fue del 28,6 por ciento. El de indigencia se ubicó por encima, ya que para el total de los 31 aglomerados relevados por el instituto de estadística la tasa fue de 6,2 por ciento.

De acuerdo al organismo que conduce Jorge Todesca, el Gran Rosario tiene mayor cantidad de población por encima de la pobreza que Tucumán, Jujuy y La Rioja. También tiene una tasa de indigencia mayor a esos aglomerados, y que ciudades de otras regiones como el NEA. Por caso, ese indicador es más alto que en Formosa y Posadas.

En cambio, tiene una menor tasa de pobreza que Córdoba, La Plata y los partidos del Gran Buenos Aires, lo mismo que ocurre con la indigencia.

El instituto estadístico indicó que los distritos de Santiago del Estero y La Banda fueron los más fuertemente golpeados por el flagelo de la pobreza, con 45,4 por ciento al finalizar el primer semestre; mientras que el de Santa Cruz fue el de menor indicador y el único que está debajo de los dos dígitos, con 9,6 por ciento.

La ciudad de Buenos Aires también registró uno de los valores más bajos con 13,4 por ciento de su población en situación de pobreza, junto con el 10,8 por ciento de Ushuaia-Río Grande, y Comodoro Rivadavia con el 17,7 por ciento, mientras el resto de los distritos tuvieron mediciones por encima de los veinte puntos porcentuales.

Los partidos del conurbano bonaerense tuvieron 32,6 por ciento de pobres. También se ubicaron por encima del nivel general los distritos de Concordia, con un 42 por ciento; Corrientes (40 por ciento), Gran Resistencia (34,7 por ciento), Viedma-Carmen de Patagones (34 por ciento) y Gran Mendoza, con 31,5 por ciento de la población en situación de pobreza.

A nivel nacional, el Indec detectó 1.807.590 hogares bajo la línea de pobreza, que abarcan a 7.838.005 personas. De ese total, 1.704.883, que integran 400.146 hogares, están en situación de indigencia, según las cifras del organismo oficial.

El relevamiento corresponde a 31 aglomerados urbanos que analiza el Indec, pero si se proyectan a la población total, más de 11,3 millones de personas permanecen en la pobreza, y de ese total más de 700 mil personas se encuentran en la indigencia.

Así, la tasa de hogares pobres a nivel nacional es del 20,4 por ciento y la de personas 28,6 por ciento, mientras que los hogares indigentes fueron el 4,5 por ciento del total y las personas el 6,2 por ciento.

Comparaciones

Tras una interrupción, el indicador semestral de pobreza e indigencia recién fue difundido a fin del año pasado. De modo que no se pueden realizar comparaciones interanuales para un mismo período, que son las más ajustadas.

Sí se puede decir que a nivel nacional la población pobre era el 30,3 por ciento del total en el segundo semestre del año pasado y es del 28,6 por ciento en el primer semestre de este año.

Con las prevenciones estadísticas del caso, es 1,7 punto menor.

La indigencia prácticamente se mantuvo: pasó de 6,2 por ciento en diciembre del año pasado a 6,1 por ciento en junio de este año.

En Rosario los hogares y la población bajo la línea de la pobreza eran el 19,1 por ciento y 26,7 por ciento a fines del año pasado. Este mes el panorama no es muy distinto: 19 y 26,3 por ciento, respectivamente. Lo sorprendente es el movimiento en la tasa de la indigencia: pasó de 3,2 por ciento de hogares y 3,8 por ciento de personas en esa situación durante el segundo semestre de 2016, a 5,3 por ciento y 7,7 por ciento en el primer semestre de este año.

El organismo que conduce Todesca difundió por primera vez el índice de pobreza desde su asunción en septiembre de 2016. El dato fue correspondiente al segundo trimestre de ese año, uno de los peores del siglo, ya que coincidió con el piso de la crisis que se desató luego de que asumió Mauricio Macri. Así, la tasa de pobreza se disparó al 32,2 por ciento. Igual, ese dato no es comparable con el 28,6 por ciento que se difundió ayer, ya que en este caso se trata de un relevamiento semestral y en otro período de tiempo

Las series que no se interrumpieron fueron elaboradas por organizaciones no gubernamentales. Por caso, el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, que registró un aumento de la pobreza en el gobierno de Macri respecto de un piso que ya se había ubicado en un nivel alto durante el último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Pobreza. El organismo que conduce Jorge Todesca difundió los indicadores del primer semestre del año.

La industria rebotó 5,1 por ciento

La producción industrial creció 5,1 por ciento en agosto en forma interanual y sumó el cuarto mes consecutivo de expansión, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). De esta forma, en ocho meses la actividad mejoró 1,4 por ciento comparada con igual período del año pasado. La mejora interanual estuvo liderada por la metalmecánica (20,2 por ciento), la siderurgia (19 por ciento), la industria automotriz (7,1 por ciento), el sector petrolero (6,4 por ciento, pero desde enero se mantiene inactivo) y el conjunto de empresas dedicada a la fabricación de materiales para la construcción (8,6 por ciento). En cambio, se reportaron bajas en la elaboración de alimentos (2,6 por ciento), en este caso arrastrada por el sector lácteo (5,5 por ciento), y en la industria textil (2,3 por ciento en agosto y 12,4 desde enero).

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar