Cinematográfica persecución de un camión durante 240 km

El chofer evitó un control de Gendarmería en Rafaela, atravesó San Cristóbal y lo siguieron hasta Ceres. Hubo tiros y para frenarlo le cruzaron en la ruta un acoplado cargado con piedras.
181945_acc_1

 

Personal de Gendarmería y de la Policía de la Provincia protagonizaron este martes por la tarde una persecución tan espectacular como milagrosa, porque siguieron por cerca de 240 kilómetros a altas velocidades (con disparos de arma de fuego incluidos) a un camión con acoplado y, por fortuna, no hubo que lamentar víctimas.

De acuerdo a lo informado por personal policial, todo comenzó poco antes del mediodía en Rafaela (departamento Castellanos). Allí, sobre el km 246 de la Ruta Nacional 34, la Unidad Operativa Regional (dependiente de la Unidad Regional II de la Policía provincial) realizaba tarea de requisas y chequeos. Mientras, unos kilómetros más abajo Gendarmería concretaba un operativo similar cuando un camión evadió el control. Ante esto, desde el puesto de Gendarmería se dio aviso al retén de la policía para que estos detuvieran al vehículo.

Sin embargo, al llegar a ese punto el chofer en fuga lejos estuvo de detener su marcha, que se prolongaría por varios kilómetros. En su demencial trayecto atravesó la ciudad de San Cristóbal (a 111 km de Rafaela), y siguió por la RPN° 2 con rumbo a Tostado, pero a mitad de camino entre ambas localidades el camionero tomó la RPN° 17 (otros 80 km más de recorrido), que llega hasta Ceres y conecta con la Ruta Nacional N° 34.

Alertados de lo que ocurría, en Ceres los uniformados cruzaron sobre la RPN°17 (a la altura del Cementerio) un acoplado cargado con piedras. El objetivo era que el camión en su huida no atravesara otra ciudad a alta velocidad, y además que no llegara hasta la peligrosa Ruta 34. Finalmente, el acoplado cortando el camino más los balazos que recibieron los neumáticos del camión, provocaron que el conductor perdiera el control del mismo y terminara contra unos árboles, con importantes daños en la cabina.

El chofer fue capturado y trasladado a un hospital de Ceres y, tras recibir el alta, quedó detenido en dependencias de Gendarmería.

LA CARGA

Si bien no fue confirmado oficialmente, junto con el camión venían viajando en caravana tres colectivos de pasajeros que trasladaban a un contingente de unas 150 personas. Serían todos oriundos de Jujuy y estarían embarcados en un “tour de compras” que venía desde Buenos Aires. Aparentemente el camión trasladaba las compras realizadas en Capital.

Uno de los colectivos llegó hasta el lugar mismo donde el camión fue detenido y los pasajeros aseguraron a CeresDiario.com que toda la mercadería era legal.

En principio se trataría, en su mayoría, de prendas de vestir, aunque esto se conocerá con certeza una vez que Gendarmería requise los bultos, lo que demandará unas cuantas horas debido a la gran cantidad que había que controlar.

Si esto es así, es decir, si la mercadería es legal, no queda claro el por qué de la huida y el enorme riesgo que generó el conductor del camión, lo que seguramente se aclarará a medida que avance la investigación. Lo que sí es seguro que lo que pudo ser una tragedia, terminó sólo con daños materiales.

Fuente: El Litoral

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar