El Papa Francisco aprobó la canonización de los pastorcitos de Fátima

Mundo 24/03/2017
Ciudad del Vaticano - Antes de viajar a Portugal, el pontífice confirmó un milagro que eleva a los altares a los dos hermanos, por cuya intercesión se curó un niño.

El Papa Francisco aprobó ayer el milagro necesario para la canonización de los beatos Francisco y Jacinta Marto, los pastorcitos de la localidad portuguesa de Fátima a los que la Virgen se les apareció en 1927, según anunció la sala de prensa de la Santa Sede.

La fecha y el lugar de la ceremonia de santificación se dará a conocer en el próximo Consistorio de cardenales, previsto para el 20 de abril, pero según confiaron a Télam fuentes de la Santa Sede, podría tener lugar en Fátima en ocasión del viaje que el pontífice realizará el próximo 12 y 13 de mayo a esa ciudad.

La canonización de Francisco y Jacinta Marto, beatificados el 13 de mayo de 2000 por el Papa Juan Pablo II, dependía del reconocimiento de un milagro atribuido a su intercesión, según precisó la agencia católica de noticias Aica.

El anuncio del decreto que reconoce este prodigio se hizo ayer por la tarde, después de una reunión del Papa con el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Según el testimonio reconocido por la Iglesia, los hermanos Francisco y Jacinta Marto fueron testigos de las apariciones de la Virgen María en el barrio Cova da Iría entre mayo y octubre de 1917 y cuando tenían 9 y 6 años respectivamente, lo que los convierte en los beatos más jóvenes no mártires de la historia de la Iglesia Católica.

La postuladora de la causa de los beatos Francisco y Jacinta Marto, la religiosa Angela Coelho, refirió que el milagro necesario para la canonización fue la curación de un niño nacido en Brasil. "Es hermoso por esta razón: dos niños el cuidado de un niño", expresó Coelho.

La Iglesia celebra el 20 de febrero la fiesta litúrgica de los beatos Francisco y Jacinta Marto, dos de los tres niños que tuvieron la visión de la Virgen en 1917; fecha que coincide con la muerte de la beata Jacinta Marto.

Francisco y Jacinta cuidaban ovejas y cabras junto a su prima mayor, Lucía, cuando empezaron a ver y hablar con una "señora vestida de blanco" que les transmitió hasta el 13 de octubre del mismo año tres mensajes para la humanidad.

Francisco y Jacinta, que murieron niños, tal como les había anticipado la Virgen, fueron beatificados en 2000 por san Juan Pablo II, en presencia de su prima mayor, sor Lucía dos Santos, única superviviente de los tres pastorcillos.

En esa misa, se reveló el tercer secreto de Fátima, considerado la predicción del intento de asesinato de Juan Pablo II. Los otros dos secretos eran el final de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), la muerte prematura de Francisco y Jacinta, y la conversión de Rusia, ocurrida con la desintegración de la Unión Soviética.

El Papa Francisco visitará el 12 de mayo el Santuario de la Virgen de Fátima, en Portugal, para conmemorar el primer centenario de sus apariciones, en un viaje en el que además se reunirá con el presidente y el primer ministro de ese país europeo.

Al llegar, el pontífice será recibido por el presidente Marcelo Rebelo de Sousa, antes de viajar en helicóptero hacia el santuario ubicado a unos 120 kilómetros de la capital Lisboa, donde rezará en la "capilla de las apariciones".

El de Portugal será el segundo viaje del año fuera de Italia para el pontífice, quien antes, el 28 y 29 de abril, visitará Egipto para acercar las relaciones entre cristianos y musulmanes.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar