Hallaron drogas en el sector de trabajo de los presos de la cárcel de Coronda

Coronda - Oficiales de la guardia penitenciaria encontraron dos bolsas con pedazos de marihuana que pesaron 126 gramos. Investigan cómo llegaron los estupefacientes a ese lugar.

Ayer, después de las 8, los oficiales y suboficiales del Servicio Penitenciario santafesino secuestraron dos bolsas de plástico, en las que hallaron 126 gramos de marihuana en el sector asignado al Iapip, las industrias penitenciarias en las que trabajan decenas de internos de la cárcel de Coronda.

El caso movilizó a policías y peritos antinarcóticos de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones, que se encargaron de realizar los peritajes criminalísticos de rigor. Constataron primero y confirmaron después que se trataba de dos pedazos de ladrillos prensados de marihuana. Luego de la redacción de las actas de procedimientos frente a testigos, informaron a la Jefatura de la Policía de Investigaciones (PDI), a la Jefatura de la Policía de Santa Fe, al Ministerio de Seguridad provincial, y al juez y fiscal federal con sede en la capital santafesina.

Hallazgo y denuncia

A primera hora de la mañana de ayer, oficiales y suboficiales del Servicio Penitenciario santafesino encontraron dos bolsas de plástico, como las que se entregaban en los supermercados, en el acceso al sector asignado al Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias (Iapip), que funciona dentro del edificio del Instituto Correccional Modelo Unidad N° 1 Doctor César Tabarez.

El fuerte olor vegetal que se desprendía del interior de las bolsas llevó a los guardias a concluir que se podría tratarse de marihuana, y por eso dieron cuenta a las autoridades de la penitenciaría corondina sobre el hallazgo en un sector asignado al trabajo de la panadería.

Llamaron a policías antinarcóticos

En ese marco, las autoridades penitenciarias convocaron a la Dirección de Prevención y Control de Adicciones, que arribaron a la penitenciaría junto con los peritos. Estos abrieron las bolsas y las sometieron a los peritajes conocidos como "narcotest" y efectivamente se constató la primera presunción de los guardias penitenciarios que hallaron las bolsas: el estupefaciente incautado era marihuana.

Ese acto estuvo rodeado de testigos como exige la actuación policial en materia federal y que está consagrado en la ley nacional de estupefacientes N° 23.737, y luego de que los técnicos constataran que se trataba de "cannabis sativa", redactaron el acta de procedimiento adonde quedó consagrada la firma de estos.

Cómo llegó la droga a ese lugar

Ahora, la investigación está orientada a saber cómo fueron arrojadas las bolsas que contenían los estupefacientes, si fue desde afuera o si bien alguien las dejó deliberadamente para que otro los encuentre, cuestión que estaba acordada de antemano, y que pone un cono de sombra y de sospecha a todos quienes desarrollan labores en ese sector, y que la investigación tratará de determinar fehacientemente.

Fines prácticos de la reinserción

En el Iapip, se realizan capacitaciones laborales a los internos que cumplen condenas, atendiendo a cuestiones que son de corto, mediano y largo plazo. Tiene por misión convocar a presos que puedan capacitarse en un oficio, tales como: fotografía, carpintería, panadería, albañilería y sastrería, en vistas a la reinserción laboral y social cuando después de cumplir la condena, el hombre pueda reintegrarse a la sociedad, ya que una vez graduados pueden contar con un título certificante de capacitación e idoneidad.

Fuente: UNO Santa Fe

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar