Los Maraqueros, el clan familiar que terminó siendo desbaratado

Santa Fe - Narcomenudeo. Operaban en el sur y formaban parte de una organización dedicada a la venta de estupefacientes. El jueves pasado cayó el hijo del cabecilla, el cual fue arrestado en 2015.

Una organización familiar, así podría definirse a Los Maraqueros, la temible banda que durante años azotó barrio San Lorenzo y que el último jueves terminó siendo desbaratada por la Brigada Departamental de Drogas, tras dos meses de investigación.

Su cabecilla principal cayó hace dos años y fue su hijo quien terminó detenido tras el allanamiento desarrollado la semana pasada en Pasaje Bosso, entre Amenábar y Entre Ríos, del barrio sureño.

Un clan familiar

La banda se inició hace más de 15 años en el seno de barrio San Lorenzo. Su principal cabecilla era Marcelo R. (53), quien, según fuentes policiales, inició el negocio de la venta de drogas en aquella zona de la ciudad a principios del 2000.
Aquel "negocio" se iba a terminar en 2015, cuando en abril de ese año, Marcelo R. terminó siendo detenido en un allanamiento efectuado en una vivienda de Roque Sáenz Peña y Pasaje Arlt. Pese a que el cabecilla había sido detenido, el negocio continuó un tiempo después por su propio hermano. Se trata de Francisco R., el cual operó en la zona durante todo el 2016 y terminó siendo detenido en octubre de ese mismo año en una vivienda de Amenábar al 4100.

Unos meses después –el jueves pasado– terminó siendo arrestado por los efectivos de la Dirección Provincial de Prevención y Control de Adicciones el hijo de Marcelo R., Emiliano, de 22 años.

El mismo había comenzado a ser investigado en enero de 2017, luego de trascender que el muchacho continuaba con el "negocio familiar" en el barrio y que de manera frecuente se proveía de material estupefaciente, en su mayoría marihuana y cocaína.

Desbaratado

Luego de haber sido sindicado como vendedor de drogas, el pasado jueves, efectivos de la Policía de Acción Táctica (PAT) irrumpieron en la vivienda donde se encontraba Emiliano R. y lo detuvieron al instante.

Lo mismo sucedió con otro joven de 19 años, quien también fue aprehendido, ya que el mismo fue señalado como quien realizaba la venta final a los consumidores que se acercaban al lugar.

Allí mismo los pesquisas antinarcóticos secuestraron en total 91 envoltorios con marihuana y 69 de cocaína. A su vez, se encontró un revólver calibre 22 largo, el cual estaba cargado con proyectiles y también una balanza, una licuadora, celulares y 4.500 pesos en efectivo. Seguidamente fueron puestos a disposición de la Justicia Federal de Santa Fe.

Una vez más, el clan Maraquero fue desbaratado aunque se sospecha que vuelvan nuevamente a operar.

Fuente: Uno Santa Fe

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar