Un imputado pide ir a juicio oral y público en la causa por la desaparición de Paula Perassi

Policiales 14/03/2017
San Lorenzo - Lo solicitó a la Justicia Adolfo Daniel Puyol, uno de los policías detenidos por la desaparición de la joven sanlorencina el 18 de septiembre de 2011.
Ampliar
- Víctor Corvalán, uno de los abogados del comisario Daniel Puyol.

Adolfo Daniel Puyol, uno de los policías detenidos por la desaparición de Paula Perassi, el 18 de septiembre de 2011 en San Lorenzo, formuló a la Justicia un pedido para que se lo someta a juicio oral y público, anticipándose al trámite de la causa y a fin de "agilizarlo", dado que su intención es llegar "lo antes" posible a esa instancia. El imputado también solicitó que ese juicio sea presidido por un tribunal pluripersonal.

Con el patrocinio letrado de los abogados Víctor Corvalán y Evelyn Quain, Puyol, quien cumple detención domiciliaria, hizo la presentación ante el Juzgado de Sentencia Nº 5 de Rosario formulando anticipadamente la opción prevista en el artículo 447 del Código Penal (versión ley 12.912), entendiendo que resulta contrario a la Constitución nacional la eventual oposición de otros imputados. Es que el artículo permite el juicio oral siempre que sea solicitado por el total de los involucrados, cosa que no estaría ocurriendo en este caso.

El comisario busca que se resuelva "sin más trámite, en ejercicio del derecho constitucional al debido proceso, lo que supone que casos como el presente deben ser juzgados en juicio público y oral. Asimismo, en el convencimiento de que si bien no soy el causante es evidente el alto impacto social que ofrece esta causa, y por lo tanto se justifica que la misma sociedad que recibió el mensaje de los medios, tenga la posibilidad de asistir al juicio donde se debata con pruebas la culpabilidad o inocencia de los acusados".

Tras argumentar pormenorizadamente su derecho a ser juzgado en la instancia oral y pública, Puyol manifestó sus "renovadas esperanzas de que en el juicio se pueda demostrar la verdad sobre mi única vinculación con los protagonistas de esta causa. Como lo vengo afirmando desde un principio soy ajeno tanto a la desaparición de Paula Perassi, como al supuesto aborto y al ocultamiento de sus restos para la hipótesis de que hubiera fallecido. Afirmo la total ausencia de pruebas en mi contra, lo que va a quedar evidenciado en las audiencias públicas. Es que a quienes no hemos cometido ningún delito, no hay mejor metodología que el juicio oral, por la inmediatez que existe entre el tribunal y la prueba".

Ocurre que la parte querellante, que representa a los hijos de Paula, considera que el comisario debe ser juzgado como partícipe de los delitos de privación ilegal de la libertad, que contempla una pena más grave que la de la acusación hecha por el fiscal (encumbrimiento, que puede tener seis años de máximo). Por ello, se pidió una ampliación de indagatoria, que los abogados del detenido cuestinaron por considerarlo iregular, porque el querellante "no puede apartarse del fiscal".

En su pedido, el detenido alude al "interés público y la necesidad de que se conozca la verdad. Es de gran interés para mí que la mayor cantidad de personas posible tomen directo conocimiento de los motivos que determinaron mi vinculación a esta causa, para que se conozca la verdad de lo ocurrido y consecuentemente se evidencie mi total ajenidad, cuestión ésta que será imposible si el procedimiento elegido es el escrito".

Bajo el subtítulo "Jurisprudencia que avala el planteo", los abogados hacen referencia a otros precedentes, y afirman que "la normativa procesal, cuando dispone para este sistema conclusional la posibilidad de que ciertos casos tengan el «privilegio» de ser juzgados a través de un juicio oral y público, no lo hace tomando únicamente como parámetro el monto de la pena en expectativa, sino que también lo hace a partir del referido alto impacto social que generan los hechos que excepcionaban el escriturismo".

De no hacerse lugar a la solicitud de juicio oral, se argumenta que "se estaría cercenando un derecho de jerarquía constitucional, por lo que estaríamos ante un caso federal, que aquí denunciamos para oportunamente poder ocurrir ante la Corte Suprema de Justicia, tanto de la provincia (ley 7.055) como de la Nación (ley 48) si fuera preciso".

Tribunal pluripersonal

Además de pedir que sea sometido a jucio oral y público, la defensa de Puyol solicitó que se disponga que el Tribunal que intervenga sea pluripersonal. Ello, "atento a que la complejidad del asunto a debatir así lo aconseja", afirman.

En ese sentido, y haciendo una interpretación integral del sistema procedimental, explican que "el artículo 43 de la ley 12.734 expresamente prevé que el Tribunal de juicio se integrará con tres jueces cuando el fiscal o el querellante hayan solicitado una pena privativa de libertad de 12 años o más".

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar