Megafraude: Mena ya no es Mena

Efectivos de la Policía de Investigaciones, a las órdenes del fiscal de Delitos Económicos Sebastián Narvaja, llevaron adelante este miércoles 22 allanamientos en el caso del megafraude, como se conoce el desfalco por unos 30 millones de pesos que llevó adelante con cheques sin fondos una empresa fantasma, Dimare SRL.
p05f1-5

Fuentes judiciales dijeron que como resultado fueron detenidas otras dos personas, que se sumarán a las tres ya imputadas, mientras que se dictó pedido de captura internacional para otras tres. Una de ellas figuraba a nombre del sindicado líder de la banda, Jonatan Fabián Mena, aunque ahora se descubrió que se trata de un nombre ficticio, pero la pesquisa informó que ya ha determinado su verdadera identidad.

Los operativos se realizaron en distintos lugares de Rosario, Acebal y Roldán y como resultado se secuestró gran cantidad de material y documentación relacionada con la maniobra, además de que fueron apresados Alberto C., de 60 años, y Mariano C. de 45, a quienes se les realizará la audiencia imputativa mañana. Según explicaron desde el Ministerio Público de Acusación, el grado de participación de los detenidos en la mecánica de la estafa “se reserva para el momento de la audiencia imputativa”.

Los diversos operativos fueron llevados a cabo a partir de información aportada por los denunciantes, 24 firmas rosarinas de distintos rubros, entre los que se cuentan refrigeración, computación, transporte, construcción, maquinaria vial, indumentaria industrial y catering.

Los allanamientos se realizaron en los siguientes puntos: Avellaneda y Montevideo, Biedma al 1500 (dos), San Martín al 6500, Córdoba al 1300, Cangallo al 100 bis, 3 de Febrero al 3300, Mendoza al 3200 (dos), Valparaíso al 2200, Francia al 900, Cerrito al 1100, Italo Balbo al 4500, Rodríguez al 4900, Moreno al 3000, Amenábar al 3400, La Paz al 200, Callao al 3300, Uruguay al 3900, todos en Rosario. También en Jilguero al 200 de la ciudad de Pérez, calle Chiara Lubich de la localidad de Roldán, y Sarmiento al 900 de Acebal.

COMPARTIR TUITEAR EMAIL COMENTARIOS
Efectivos de la Policía de Investigaciones, a las órdenes del fiscal de Delitos Económicos Sebastián Narvaja, llevaron adelante este miércoles 22 allanamientos en el caso del megafraude, como se conoce el desfalco por unos 30 millones de pesos que llevó adelante con cheques sin fondos una empresa fantasma, Dimare SRL. Fuentes judiciales dijeron que como resultado fueron detenidas otras dos personas, que se sumarán a las tres ya imputadas, mientras que se dictó pedido de captura internacional para otras tres. Una de ellas figuraba a nombre del sindicado líder de la banda, Jonatan Fabián Mena, aunque ahora se descubrió que se trata de un nombre ficticio, pero la pesquisa informó que ya ha determinado su verdadera identidad.

Los operativos se realizaron en distintos lugares de Rosario, Acebal y Roldán y como resultado se secuestró gran cantidad de material y documentación relacionada con la maniobra, además de que fueron apresados Alberto C., de 60 años, y Mariano C. de 45, a quienes se les realizará la audiencia imputativa mañana. Según explicaron desde el Ministerio Público de Acusación, el grado de participación de los detenidos en la mecánica de la estafa “se reserva para el momento de la audiencia imputativa”.

Los diversos operativos fueron llevados a cabo a partir de información aportada por los denunciantes, 24 firmas rosarinas de distintos rubros, entre los que se cuentan refrigeración, computación, transporte, construcción, maquinaria vial, indumentaria industrial y catering.

Los allanamientos se realizaron en los siguientes puntos: Avellaneda y Montevideo, Biedma al 1500 (dos), San Martín al 6500, Córdoba al 1300, Cangallo al 100 bis, 3 de Febrero al 3300, Mendoza al 3200 (dos), Valparaíso al 2200, Francia al 900, Cerrito al 1100, Italo Balbo al 4500, Rodríguez al 4900, Moreno al 3000, Amenábar al 3400, La Paz al 200, Callao al 3300, Uruguay al 3900, todos en Rosario. También en Jilguero al 200 de la ciudad de Pérez, calle Chiara Lubich de la localidad de Roldán, y Sarmiento al 900 de Acebal.


Algunos de los elementos secuestrados en los allanamientos.

En la causa ya se habían realizado seis allanamientos en Rosario y San Jerónimo Sud, en uno de los cuales se recuperó mercadería por unos 8 millones de pesos y secuestró documental probatoria. También a partir de esas medidas, diez días atrás fue imputado un hombre que quedó en libertad, aunque encausado por encubrimiento, luego de que su defensor adujera que la mercadería que encontraron en su poder la había comprado de buena fe. A él se sumaron bajo la misma figura los dueños de un galpón de Presidente Roca al 3800 donde fue secuestrada mercadería.

La operatoria descifrada por la pesquisa es la siguiente: apertura de cuentas corrientes bancarias y expedición de cheques por bajos montos, que en principio cubrieron, para luego desatar una carrera contra el tiempo con cheques de pago diferido por abultadas sumas hasta abandonar de manera intempestiva la sede de Presidente Quintana 2450, que actuó como cabeza de playa para el montaje. Argucia que incluyó la creación de una página web corporativa, la impresión de folletería y el armado de referencias falsas, con empresas verdaderas pero con un número telefónico donde alguien de la banda del fraude atendía y evacuaba las dudas de los incautos, que llegaron hasta el número de 24.

Varios de los damnificados cargaron las tintas sobre el banco Santander y se preguntaron cómo fue posible que Dimare SRL accediera a 36 chequeras cuando para una empresa hecha y derecha los requisitos para obtenerlas suelen ser muy rigurosos. “El Banco Central impone a los bancos contar con manuales de evaluación de riesgo para este tipo de operatoria, previo a autorizar la entrega de chequeras. Hemos pedido esos manuales”, describió Narvaja.

Fuente: El Ciudadano

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar