Buscan prohibir la circulación de drogas químicas no autorizadas

Nacionales 02/05/2016
Es un proyecto del diputado Grandinetti que ingresará esta semana al Congreso. Se pretende incautar todas las sustancias de dudosa procedencia y promover el bloqueo de la oferta en internet.
grandinetti
GRANDINETTI - Diputado nacional autor de la iniciativa.

Un proyecto de ley para frenar la circulación de todas las drogas sintéticas no autorizadas y bloquear su oferta en internet, entre otros aspectos, será tratado en el Congreso de la Nación, luego de la gran repercusión generada por la muerte de cinco personas en una fiesta de Buenos Aires por ingesta de pastillas, y su correlato en Rosario con varios jóvenes internados este fin de semana.

El diputado nacional rosarino Alejandro Grandinetti adelantó que en los próximos días pondrá a consideración de la Comisión de Narcotráfico de la Cámara baja una “novedosa” iniciativa contra las drogas que no estén autorizadas por la Asociación Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica del país (Anmat).

Explicó que la idea, basada en una norma aprobada en Israel en 2013, “busca incautar todas las sustancias químicas de dudosa procedencia y obligar a que sean sus portadores quienes demuestren legalmente su origen”, a la vez que promueve “el bloqueo de la oferta de esas drogas a través de internet”.

Grandinetti, quien es además vicepresidente del bloque del massismo en Diputados, viene de participar de la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el “Problema Mundial de las Drogas”, en donde el organismo internacional manifestó su preocupación por el avance de los narcóticos de diseño y amplió el debate sobre la necesidad de legislar en todo el mundo para frenar la proliferación de esas sustancias prohibidas.

El pronunciamiento del organismo internacional coincidió con la tragedia que se produjo en la Argentina el pasado sábado 16 de abril, en la cual cinco jóvenes murieron y otros cuatro resultaron con severos daños, tras el consumo de ese tipo de sustancias durante una fiesta de música electrónica en un predio de Costa Salguero (Capital Federal).

El modelo de Israel

Durante ese debate, y en consonancia con el requerimiento expresado por la ONU, el referente del massismo se mostró especialmente interesado por la posibilidad de homologar en el país la norma implementada en Israel desde hace tres años y que “redujo notablemente los niveles de circulación de las drogas de diseño en ese territorio”, según sostuvo.

Al respecto, el representante parlamentario por la provincia de Santa Fe detalló que “lo que se está proponiendo concretamente es tomar la experiencia aplicada en ese país de Oriente Medio que implica, en primer lugar, la incautación de cualquier sustancia o pastilla de pública circulación que no pueda acreditar legalmente su origen y composición, independientemente de que aún no esté denominada como droga prohibida”.

Agregó que esto es sumamente importante porque se trata de drogas muy difíciles de tipificar, dado que los productores van alterando su conformación química molecular para dificultar su detección y porque, entre otras cuestiones, su producción es mucho más amplia y no proviene de ámbitos geográficos tradicionales.

En segundo término, la normativa obliga a la identificación de quien la portaba, a la aplicación de una multa económica y al otorgamiento de un plazo de 180 días para que pueda demostrar que no se trataba de una sustancia nociva para la salud. En tanto, si a posteriori se confirma que efectivamente se trata de una droga perjudicial compuesta por precursores prohibidos, deberá cargar, además, con una causa penal en su contra por narcotráfico.

En ese sentido, Grandinetti consideró que lo más novedoso es que esta ley “invierte la responsabilidad probatoria, obligando a los portadores a ser ellos quienes deban presentar toda la documentación pertinente para demostrar que no se trataba de drogas ilícitas, y el Estado sólo debe evaluar esas pruebas para determinar si habilita o no la devolución de las sustancias”.

Para el Diputado, lo principal que obtendría esta iniciativa es la posibilidad de “quitar rápidamente del mercado la circulación de drogas prohibidas que pongan en riesgo la vida de sus consumidores, tal como ocurrió en la fiesta de Time Warp, y llevará, a su vez, a un ordenamiento de la salud pública porque habrá muchísimos más controles y sanciones”.

El tercer y último punto que establece la propuesta tiene que ver con “la celebración de diferentes convenios con los principales portales de búsqueda por internet (Google, Yahoo, etc) para exigir el bloqueo de publicidad u oferta de todas las pastillas o drogas sintéticas, hasta tanto se demuestre fehacientemente que esos productos no son nocivos para la salud”.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar