Investigan a una mujer policía por presunto encubrimiento a un narcotraficante

Totoras - Tiene una relación con un hombre arrestado día atrás en Totoras que estaba prófugo de una causa federal vinculada con Los Monos.

Una empleada de la policía santafesina que prestaba servicios en la comisaría de Salto Grande es investigada por el presunto encubrimiento de un hombre recientemente detenido en una causa por narcotráfico por la que están procesados los principales cabecillas de Los Monos. Se trata de la subinspectora Paola R., cuyo domicilio en la ciudad de Totoras fue allanado el sábado pasado por orden de la fiscal de Cañada de Gómez Natalia Benvenuto, a partir de lo cual quedó en disponibilidad hasta que se aclare su situación.

   Según fuentes policiales, se estableció que la mujer tenía una relación con Pedro P., un hombre de 30 años detenido el pasado miércoles en un control de rutina cuando circulaba con un carné de conducir falso y que resultó tener pedido de captura del Juzgado Federal Nº 4 de Rosario en la causa conocida como "Los Patrones". En ese marco, y para determinar si la subinspectora estaba encubriendo al prófugo o si no sabía de quién se trataba, se inició la investigación en la cual por el momento no hay imputados.

Secuencia

La tarde del sábado último no pasó inadvertido para los pobladores de Totoras, ciudad ubicada a 70 kilómetros de Rosario sobre la ruta 34, el operativo desplegado para allanar tres domicilios por parte de la Policía de Investigaciones (PDI) de la Unidad Regional X y de la comisaría local. Poco se supo entonces de esos procedimientos, y de un cuarto en la vecina localidad de Salto Grande, aunque lo primero que se dijo es que estaban vinculados con la captura de un presunto miembro de Los Monos relacionado con una mujer policía domiciliada en Totoras.

   Según fuentes consultadas por este diario, ayer se informó que los allanamientos habían tenido su origen en un procedimiento de rutina que culminó con la detención de Pedro P. El comisario Mario Goyenechea, jefe de Zona, relató que la secuencia se inició la mañana del miércoles cuando policías de Totoras interceptaron en el acceso principal, el cruce Julián de Bustinza y Cristóbal Colón, una camioneta Toyota Hilux cuyo conductor no tenía DNI y exhibió una licencia de conducir falsa.

   El hombre fue demorado y luego se estableció que se trataba de un prófugo por la causa conocida como "Los Patrones", instruida por el juez federal Marcelo Bailaque y por la cual en diciembre de 2015 fueron procesadas 23 personas, entre ellas Ariel Máximo "Guille" Cantero, su esposa Vanessa Barrios, Emanuel Chamorro, Jésica Lloan y Diego Cuello (ver aparte). Además de comunicar la novedad al juzgado rosarino, el sospechoso quedó a disposición de la fiscal de Cañada de Gómez a cargo de investigar la portación de documentación falsa.

   Así, el jueves fue trasladado a Rosario para declarar en los Tribunales Federales, al día siguiente lo llevaron a Cañada para que fuera imputado por la documentación falsa y finalmente lo llevaron al penal de Coronda, donde quedó detenido.

   En tanto, se estableció que Luis Pedro P. residía en Salto Grande desde mayo y que tendría una relación sentimental con la subcomisario Paola R. que prestaba servicios en esa localidad. En ese sentido circularon versiones periodísticas acerca del vínculo que no fueron confirmadas por las fuentes consultadas.

Allanamientos

Lo cierto es que la fiscal Benvenuto ordenó investigar si la subinspectora sabía quién era el detenido y ordenó cuatro allanamientos que se realizaron el sábado a la tarde: uno fue en la casa que el sospechoso ocupaba en Estanislao López y Dorrego, en Salto Grande, y los otros tres en Totoras: en una cremería sobre ruta 34 en la que dijo trabajar; en la casa de un hermano y en el domicilio de la subinspectora en Balcarce al 1500. Si bien la mujer no estaba al momento del procedimiento, luego se presentó ante la Justicia.

   En los allanamientos, según los voceros consultados, no se hallaron armas ni droga. Se secuestraron computadoras, una moto, documentación y celulares de gente del entorno de Pedro P. que serán peritados. Además se documentó el hallazgo en un domicilio de una suma de dinero que no fue incautada. "Se investiga si había algo más que una relación sentimental entre la subinspectora y este hombre, si sabía quién era en realidad y si lo estaba encubriendo. La empleada fue pasada a disponibilidad, estará apartada de sus funciones hasta que se aclare su situación", dijo un vocero policial, y añadió que la mujer no fue imputada y que por el momento no hay otros funcionarios policiales investigados.

Fuente: La Capital

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar