Un muchacho se tiró a las aguas del río Salado y fue rescatado por la policía

Santo Tome (Santa Fe) - El suceso ocurrió en la mañana de este domingo. Dos suboficiales del GOE salvaron al hombre de 24 años. Está internado en el Cullen, en observación.
0019339022

Este domingo, a las 9.30, dos agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la policía capitalina, se arrojaron a las aguas del río Salado y lograron salvar la vida de un muchacho de 24 años que se arrojó desde arriba de uno de los arcos de hormigón armado del puente carretero que une a la ciudad de Santo Tomé y Santa Fe.

Los policías que lo neutralizaron, lo subieron a una embarcación de un pescador de la zona y posteriormente lo trasladaron hasta la costa. De allí fue llevado en una ambulancia hasta el Samco de la ciudad de Santo Tomé.

La novedad sobre la ocurrencia del procedimiento policial fue informado a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

Dramático

Este domingo, a las nueve, los automovilistas que transitaban por el puente carretero que une a las ciudades de Santo Tomé y Santa Fe, observaron la presencia de un hombre que caminaba por la parte superior de uno de los arcos de hormigón armado y denunciaron el suceso a la central 911, reclamando la urgente presencia policial en el lugar.

Las operaciones policiales

El operador ordenó que fueran policías del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la agrupación Cuerpos de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, al mando del subjefe de ese cuerpo, Subcomisario Fernando Gabriel Cabrera. Llegaron 16 policías en dos equipos y en dos camionetas patrulleros de ese cuerpo de élite que dividieron las tarea. Mientras algunos cortaron el tránsito y dialogaban y negociaban para ganar tiempo con el desconocido que hizo saber sus intenciones de tirarse, otros con la ayuda de embarcaciones intentaban llegar hasta la zona de caída si el hombre materializaba sus deseos. Mientras tanto, bomberos zapadores policiales y ambulancias llegaban a la zona para colaborar en la emergencia.

Nervios de acero

Entre el diálogo de los policías GOE que estaban arriba del puente y los de abajo por el río, solo había dos operadores con handy con frecuencia radioeléctrica, comunicándose de manera permanente para tratar de llegar al lugar adonde caería. Esos fueron minutos interminables, y apareció en escena un joven en una piragua, en la que subieron los suboficiales Stinson y Rubio.

La caída y el salvataje

En ese momento, el muchacho que amenazaba arrojarse, cumplió su promesa. Cortó el diálogo abruptamente con los policías del GOE que estaban arriba del puente, giró y se arrojó al agua. Cuando cayó fue arrastrado por la corriente hacia el sur - río abajo-, y los suboficiales Stinson y Rubió lograron alcanzarlo, neutralizarlo, tranquilizarlo y llevarlo hasta la costa. Luego, una ambulancia llevó a la víctima junto con los policías hasta el Samco de Santo Tomé, adonde los médicos constataron que había tragado mucha agua, y posteriormente fue trasladado al hospital Cullen, adonde recibió curaciones y quedó internado y en observación.

La cuestión legal

La novedad sobre la ocurrencia del procedimiento policial fue informado a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

Fuente: UNO Santa Fe

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar