“El gobernador quiere difundir la problemática dela droga pero ni siquiera hay una propaganda oficial”

Opinión 04/01/2017 Por
Rosario – En medio del escándalo que envuelve a su propio gobierno, Miguel Lifschiftz pretende tirar el problema a la platea y en los medios de comunicación alquilados con la pauta oficial salio con una batería de propuestas que nunca se ejecutan.
images (3)

El mandatario dijo estar “indignado por las dos muertes que dejó la fiesta electrónica que se realizó en el boliche Punta Stage de Arroyo Seco” a la vez que reclamo y reclamó mayores controles y concientizar a la población sobre el consumo de drogas”.

Metiendo en el ruedo a los intendentes ya los convoco para que “convocó a una reunión en el Ministerio de Seguridad provincial con los representantes de municipios y comunas santafesinas para exigir que se den garantías a la hora de autorizar la realización de este tipo de eventos, en los que abundan las drogas sintéticas”.

Como en Rosario

A la vez que mostró la gestión de su camarada Mónica Fein como una gestión exitosa en esta materia comentando: "Afortunadamente, los controles para este tipo de fiestas en Rosario son bastante exigentes, por eso terminaron realizándola en Arroyo Seco. Hay que poner límites a las fiestas electrónicas". ¿Cinismo? 100%.


Todos menos nosotros

Lifschitz también acusó a “empresarios, dueños de boliches y DJs relacionados con estos eventos donde proliferan las drogas de diseño, de lucrar con la salud de los jóvenes”. Mientras tanto su ministerio de seguridad tiene la línea caída por la tormenta.

Haz lo que digo…. Mas no lo que NO hago

Señalo entre aspectos fundamentales: “el hecho de comenzar a hablar acerca del consumo de drogas en la familia y las escuelas para concientizar a la población acerca del daño que provoca el consumo de sustancias prohibidas”.

Esta cuestión que compartimos se da contra la realidad de una gobierno que péndulea entre la complicidad mas cruda con el narcotráfico, la inacción, el apoyo a la legalización de lo que denominan “drogas blandas” pero que a nivel de difusión pese a que el año pasado gasto 4700 millones de pesos en propaganda oficial (eufemismo para disfrazar coimas políticas a medios de comunicación y pseudos periodistas) no tuvo una sola propaganda sobre el tema en el aspecto de prevención o rehabilitación.

¡Basta de mentiras!

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar