Boasso sublevó a la oposición y el impidió a Fein aumentar el boleto

Locales 01/05/2016
Rosario - El radical convenció a la mitad del los concejales para que no dieran quorum e hizo caer la sesión.
boasso
Concejal discolo - Jorge Boasso

Cuando el proyecto para aumentar a 8 pesos el boleto de colectivos parecía estar encaminado y la sesión no deparaba demasiadas sorpresas, el ex compañero de fórmula de Miguel del Sel, el radical Jorge Boasso, pateó el tablero y convenció al peronismo y a los bloques de izquierda para que no bajen al recinto.

Del otro lado, la totalidad del Frente Progresista, acompañado por los cinco conejales de PRO, que en total sumaban 14 ediles de 28, no lograban conseguir una voluntad más para obtener el quorum necesario y la sesión terminó fracasando.

"Lo que ocurrió fue inédito" afirmó a LPO la presidenta del Concejo, la radical Daniela León, visiblemente enojada con la situación. "Dejaron sin quorum la sesión sin ningún tipo de argumentos" señaló.

"Según lo que había expresado cada bloque, algunos aprobaban el aumento en la tarifa de taxis y se oponían al del Transporte Urbano Público -TUP- pero al final decidieron no dar quorum" explicó León quien criticó fuertemente la decisión.

"Tendrían que haber entrado y argumentado su posición porque acá no sólo pierde la gestión sino también los usuarios que seguramente deberán sufrir medidas de fuerza".

A su vez, criticó, sin nombrarlo, al nuevo partido Ciudad Futura, un espacio de centro izquierda que había adelantado que iban a dar quorum pero luego se negaron a ir al recinto: "Vienen a proponer una nueva forma de hacer política, más transparente; la transparencia también es dar la cara y el debate y no esconderse".

Distintos concejales del Frente Progresistas, consultados por Lapolítica Online, hicieron su propia lectura sobre los motivos de la rebelión de Boasso: "Boasso los corrió por izquierda a todos, hizo un acting político y después lo disfrazó de negociados y contubernios" sostuvo uno de los dirigentes.

Es que el concejal radical, indomable en su extensa carrera en el Palacio Vasallo, dejó entrever en medios locales que el socialismo había acordado por lo bajo con el PRO.

"No lo entiendo a Boasso, denuncia pacto con el PRO y hace seis meses fue candidato de esa fuerza" dijeron en el Frente.

Otros concejales apuntaron a las heridas que quedaron entre el radical y el PRO después de las elecciones provinciales donde ganó Lifschitz por mil cuatrocientos votos y Boasso insistía en hacer presentaciones judiciales denunciando fraude.

"Boasso tiene una disuputa con el PRO por eso hizo esta movida" afirmó un concejal del Frente Progresista y agregó "hizo la gran Boasso, los convenció a todos, es genial para eso".

En rigor, Jorge Boasso fue excluído de una reunión que se realizó entre el Frente Progresista y el PRO mientras duraba el cuarto intermedio de la comisión de Servicios Públicos, lo que no le cayó en gracia al radical y se sospecha que fue el detonante de la maniobra.

Por su parte, el edil del ARI Carlos Comi reconoció lo difícil de la situación y tildó a los concejales que se abstubieron de irresponsales: "estamos muy preocupados por esta actitud irresponsable. Tenemos que resolver una situación económica muy grave"

Es que en los próximos días, la UTA local está por cerrar paritarias retroactivas del 29 por ciento, unos puntos por arriba de la negociación nacional mientras que los taxistas ya anunciaron paro de 24 horas para el domingo, medidas que se pueden profundizar si el lunes, en la comisión de Servicios Públicos no se destraba el conflicto.

La posición del PRO

El partido de Mauricio Macri, a diferencia de los bloques peronistas, apoyó la suba del boleto mientras rechazaba el de los taxis argumentando que en cada modificación del cuadro tarifario, los propietarios de las chapas se comprometían a realizar mejoras que después no se concretaban.

"Que primero mejoren el servicio y después aumentamos las tarifas" afirmó durante la semana Renata Gigliotti en distintos medios locales.

En diálogo con LPO, el edil Charly Cardozo repasó las negociaciones. "Los primeros números hablaban de un boleto a 9,45 cuando ahora cuesta 6,30. Después de mucho diálogo llegamos a 8 pesos y en julio 8,50. Ya estaba todo hablado, había consenso en esas cifras".

Luego, con el correr de las horas, el panorama se fue complicando y todos los bloques opositores, exceptuando al PRO, acordaron no dar quorum.

"La oposición hizo lo mismo que hacía el kirchnerismo del 2009 al 2011 y muchos que no bajaron al recinto lo repudiaban en ese entonces" disparó Cardozo quien además recordó que "históricamente, quien destrabó la discusión por el boleto fue Jorge Boasso"

"Los facilitadores al Partido Socialista cuando no tenía mayoría automática fueron siempre Boasso y Cavallero" refiriéndose al ex intendente que hoy ocupa una banca en la Legislatura provincial.

A su vez en el PRO hablaron con LPO de la acusación que les hizo Boasso de marginarlo en las reuniones con el Frente Progresista: "Jorge se encarga de dinamitar todos los puentes, nos ha dicho barbaridades públicamente".

También, en el partido amarillo apuntaron a cierta deficiencia de parte del socialismo de encontrar los consensos necesarios: "no hubo muñeca de parte del oficialismo, les faltó operación, llamar a cada uno de los concejales para preguntarles su posición y evitar este papelón" sostuvieron.

En el oficialismo intentaron promover distintas reuniones y el viernes por la tarde se convocó a Parlamentaria pero no se llegó a ningún término y se rumoreaba que la tensión había subido hasta registrarse fuertes episodios de violencia verbal.

Fuente: La Politica On Line

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar