Denuncia del Ex-Oficial José Gabriel Flores contra Funcionarios Políticos "K", y Altos Mandos de la PSA

Policiales 29/10/2016
Buenos Aires - Incontables y agotadores fueron los intentos de José Gabriel Flores para denunciar los suplicios que debió soportar por más de 9 años junto a su familia, e intentar que le restituyeran su fuente de trabajo.


¿Su delito? Ser honesto; denunciar corrupción y graves irregularidades perpetradas por Funcionarios Políticos y Policiales, que en teoría estaban al "Servicio de la Comunidad para velar y hacer cumplir la Ley", gozando de poder, impunidad y complicidades", percibiendo a la vez "ostentosos haberes y suplementos especiales" provenientes de los impuestos de todos los argentinos.

Infructíferos fueron todos sus planteos y presentaciones; hasta el "Sistema Judicial" le jugó en contra, ya que ahí también existían vínculos oscuros.

Sostenido por su familia conformada por su esposa y tres niños pequeños, sobrevivió haciendo changas, pintando, levantando paredes, cortando yuyos, y repartiendo comidas a domicilio cuando quedaban fuerzas. No había tiempo para deprimirse aunque motivos no faltaban. Las CUATRO bocas para alimentar lo impulsaban para seguir adelante; debía tragarse la impotencia por los abusos sufridos, e incluso soportar seguimientos ilegales, aprietes y mensajes intimidatorios, que los inescrupulosos ejecutaban utilizando con total impunidad el "Aparato Estatal y sus Recursos" al mejor estilo de las Mafias.
Más de NUEVE años pasaron y ni Gabriel ni su Familia bajaron jamás los brazos. Continuaron las gestiones, las cartas, los mails a funcionarios y políticos. SILENCIO Y NEGATIVAS RECIBIERON A CAMBIO.

Prevalecieron los "Principios del Régimen Exhorbitante del Derecho Administrativo", prevaleció el "Acomodo, el Parentezco, la Militancia, las Complicidades, y los Favores Políticos y Económicos", antes que los arquetipos sostenidos por los virtuosos y los honestos; "ÉTICA Y JUSTICIA".

28 de Octubre de 2016. Gabriel sigue esperando que lo llamen, que lo convoquen. Es imposible que NADIE PUEDA VER TANTAS IRREGULARIDADES E INJUSTICIAS COMETIDAS DE MANERA TAN BURDA Y ALEVOSA.

Muchas veces se preguntó:

Habrá DESIDIA?...

Existirá MIEDO de enfrentar a los delincuentes y corruptos?...

No poseerán la IDONEIDAD o EXPERIENCIA necesaria para hacer frente a este flagelo?...

Y la peor posibilidad... NOS HABRAN ENGAÑADO A TODOS, Y SON CÓMPLICES E IGUALES QUE LOS ANTERIORES??

Esta es una muy pequeña parte de la triste historia de un "Funcionario Público Honesto y su Familia". Las conclusiones corren por cuenta de cada quien.

Agradecimientos infinitos a los Periodistas Luis Gasulla, Martín Liberman, y a su Productor Gustavo Rearte, por permitir mostrarle a la Sociedad, la otra cara de la verdad, muchas veces reprimida y asfixiada por el PODER.

Fuente UPPSA / Canal 26

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar