Condenan a siete agentes por abusar de dos hermanas en un predio de la Federal

Policiales 30/04/2016
Horror en Palermo. Son seis policías y un penitenciario. Los sentenciaron a penas de entre 7 y 16 años. Las víctimas, que vivían en la calle, tenían 13 y 14 años cuando comenzaron los abusos.
caballeria
- Lugar. El predio que la Policía Federal tiene en Palermo, donde se concretaron varias de las violaciones. GERMAN GARCIA ADRASTI

Seis efectivos de la Policía Federal y un agente penitenciario fueron condenados a penas de entre 7 y 16 años de prisión por haber abusado sexualmente de manera reiterada a dos hermanas que estaban en situación de calle. Los hechos se repitieron entre el 2009 y 2011 en el predio que el Cuerpo de la Policía Montada tiene el barrio porteño de Palermo.

Las penas más altas fueron para el cabo primero Héctor Palavecino (y Sebastián Borfitz, sentenciado a 16 años de prisión. También fueron condenados Gustavo Salinas ( 14 años), el agente del Servicio Penitenciario Federal Jorge Acevedo (12 años), Mauricio Acevedo (12 años), Héctor Martínez (10 años) y Miguel Campero (7 años).

Esta mañana, los siete imputados que llegaron en libertad al juicio pronunciaron ante el TOC N° 17 sus últimas palabras. Todos aseguraron que eran inocentes. Algunos dijeron que no conocían a las víctimas y otros que no hubo abusos, sino que las adolescentes tuvieron relaciones consensuadas porque eran sus “amantes”.

En sus alegatos, el fiscal de juicio Fernando Fiszer había solicitado penas de entre 12 y 17 años para los imputados por el delito de "corrupción de menores de 18 años agravada por abuso de autoridad en forma reiterada". Los abogados que representan a las víctimas habían solicitado condenas de entre 15 y 23 años de prisión.

Los hechos que se juzgan comenzaron en 2009, cuando las hermanas tenían 13 y 14 años, y continuaron hasta 2011. En el debate se dio por acreditado que en ese período los imputados llamaban telefónicamente a las adolescentes, las buscaban en la zona de Parque Lezama y las trasladaban al Cuerpo de Policía Montada de la PFA.

En ese predio, ubicado en Cavia 3302, las violaban tanto ellos como algunos allegados. En algunas ocasiones lo hacían a cambio de dinero o comida, aprovechando la situación de calle de las víctimas.

También se dio por probado que abusaban de las adolescentes en el predio de la Policí­­a Montada situado debajo de la Autopista 7 "Presidente Héctor Cámpora" y en una pensión para efectivos de la calle Warnes al 2100, en La Paternal.

Según dijo a Télam una fuente ligada a la causa, se cree que los policí­­as involucrados son muchos más, pero las adolescentes no pudieron identificarlos a todos porque a algunos los conocí­an sólo por sus apodos y varios tení­an el mismo apellido.

Uno de los hechos más graves se produjo cuando las chicas fueron subidas por la fuerza a un carro de asalto, donde la violó una veintena de policías de distintas reparticiones.

Fuente; Clarin

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar