“Serpico” santafesino absuelto definitivamente por la justicia federal

Opinión 06/10/2016 Por
Santa Fe – Luego de ser perseguido durante años y pasado arbitrariamente a disponibilidad durante ocho años (dejado sin trabajo y cobrando medio sueldo), el policía santafesino Orlando “Pepe” Pierini fue absuelto judicialmente en una causa armada desde el propio gobierno socialista.

Con este hecho queda a las claras que quienes posibilitaron la instalación de los carteles narcos en la región tienen un plan claramente para ello. En este sentido encajan tamañas acciones hostiles desde el poder para “sacar del medio a como de lugar” a personas “molestas” como este y en el aspecto institucional “terminar de destruir la policía provincial” como lo hicieron. Quien dude de esto que se pregunte ¿Dónde esta el Estado ante esta crisis de inseguridad extrema? Por ejemplo.

El suboficial Mayor Orlando “Pepe” Pierini actual colaborador de la PROCUNAR demostró a lo largo de los años que sus dichos y trabajos de inteligencia fueron correctos y que la causa que “le armaron” como a tantos otros policías fueron la escusa para sacarlo del medio porque sencillamente molestaba estando en funciones.

Pierini a quien adrede lo parangono con el famoso policía neoyorquino “Frank Serpico” interpretado en el mundo del cine por el genial Al Pacino es sencillamente a mi entender un caso superador, algo así como un nuevo record ya que “el nuestro” solo avanzó sobre la pata policial de la corrupción, sino que lo hizo sobre resortes del poder que nunca se habían atrevido a tocar y así también en sus denuncias aparecen nombres y apellidos de funcionarios del Frente Progresista Cívico y Social que hace diez años gobiernan Santa Fe. Entre ellos y para calentar la lectura podemos recordar a Carlos Iparaguirre (ex Secretario de Seguridad) por ejemplo, el escándalo de las avionetas cordobesas, etc (todos indicadores claros del posterior Tognioli Gate).

Pierini, a quien conozco por haber trabajado juntos en la “época de oro” de la Dirección de Drogas Peligrosas al mando del recordado Alfredo “Gato” De Felix (asesinado en la Ruta 1 bajo la ficción de un supuesto accidente de transito) es dueño de un temperamento muy especial; tan especial que por ejemplo pudo solito en una isla tirado varios días con solo equipo de supervivencia atrapar por primera vez una avioneta narco cargada de drogas. ¡Nunca supe si allí estuvo el “Pepe” policía o el infante de marina! ¿Pero que importa no?

Estas y otras cosas de profundo valor para la policía provincial hoy tan vapuleada fueron el producto de una trayectoria de trabajo impecable y decir esto es dar un ejemplo de miles de policías que también pasaron por la fuerza e hicieron o al menos intentaron seguir esta cuestión que tiene que ver con el servicio; vaya en esto también a cada uno lo que le corresponde.

El lector a esta altura comenzó a conocer el personaje de la historia pero se preguntará sobre la causa armada a que hago referencia y en la cual la justicia se expidió absolviendo definitivamente a este trabajador de la seguridad pública. La cuestion es simple pero perversa y en ella se trato de ligar al policía con elementos del delito cuando en realidad era incluso de conocimiento de los jefes policiales y el propio juzgado interviniente era una conexión con un “informante” (buche en la jerga) y Pierini. Algunos hasta hoy no se dan cuenta que el policía debe ir a buscar información a estos lugares si quiere trabajar en profundidad y lo peor es que algunos de estos que no se han dado cuenta son gobernantes o funcionarios. Pasó en la película que mencione al principio y pasa en todo lugar donde en este tipo de modalidades delictivas se trata de combatir.

De nada valió las explicaciones del investigador investigado (o embagallado mejor dicho) y fue apartado de la fuerza bajo una fuerte operación desde los mismos medios y mercenarios de prensa que reincidieron con quienes encabezamos el paro policial del 2013 por ejemplo y así la cuestión estaba cerrada. Pierini fue pasado a disponibilidad sin servicio (cobrando la mitad del sueldo) y amenazado su vida y la de su familia. Pero no se doblego, creo que primero creyó en el, se conocía y sabia que podía nuevamente y volvió hacer lo que le enseñaron ¡A no recular! Y como pudo se arremangó.

Desde el ostracismo e intercalando con sus tareas como peón rural para tratar de sostener su familia y con custodia policial siguió trabajando y aportando a las autoridades nacionales en materia de inteligencia en la región que conoce “como nadie”.

Los resultados no fueron pocos en el terreno operativo y en la cuestión política tampoco ya que se comenzó a poner “en la publica” o debajo del foco lo que hoy vivimos en carne propia y que es ver como lograron instalarse las bandas internacionales en estos lares.

En nuestro portal hemos publicado abundantemente material a los largo de estos años y apoyado las denuncias y trabajos presentados por Orlando y esta noticia nos llena de optimismo.

¿Será el tiempo de la verdad?

Para quienes quieran conocer al “absuelto”; así habla Orlando “Pepe” Pierini en un reportaje del hoy diputado y periodista Carlos Del Frade a fines de abril del 2014:

Entrevista a pierini orlando semanas antes que estallara el escándalo "Tognioli" (Publicado el 13 nov. 2013)

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar