El fiscal aceptó que la causa de la banda Los Monos vaya a juicio oral y público

Policiales 30/04/2016 Por
Fernández Bussy fue notificado de inmediato y contestó ayer. Dijo estar de acuerdo en un proceso oral y público si se respeta, como plantea la exigencia procesal, que todos los procesados estén de acuerdo.
0430_pol4101.jpg_88717827

El fiscal que actúa en la causa por asociación ilícita seguida a la banda de Los Monos aceptó la propuesta de los abogados de Ariel Máximo “Guille” Cantero, supuesto jefe de la organización, de terminar el trámite en un juicio oral y público. Según el planteo, “la trascendencia social del caso vuelve razonable celebrar lo que resta del proceso judicial en audiencias abiertas siempre y cuando (dice el acusador) se salvaguarden los derechos de defensa y del debido proceso de los demás imputados”.

Esto último es lo que hace prever como difícil que el juicio llegue a audiencias orales. Ocurre que de las 26 personas que aguardan sentencia en este caso, hay por lo menos seis que ya exteriorizaron su voluntad de seguir en el marco del juicio escrito. Y la condición para que haya juicio oral es que la totalidad de los juzgados acepten, sin excepciones, este tipo de trámite.

Por interés de la gente. Hace un mes los abogados de varios miembros de la familia que lidera la banda de Los Monos, Máximo Ariel “Viejo” Cantero y “Guille” Cantero entre ellos, pidieron que la causa 913/12 por asociación ilícita se definiera en juicio oral. “Propusimos ante el juez de Sentencia Edgardo Fertitta que la causa de Los Monos también vaya a juicio oral, que es el proceso que más le interesa a la gente ya que de realizarse van a desfilar muchos testigos ofrecidos por la defensa, y entendemos que eso puede salpicar a muchos personajes públicos y de renombre que quisieron evitar la oralidad”, sostuvo entonces Carlos Varela, quien junto a Fausto Yrure y Adrián Martínez representan a ocho de los acusados.

El fiscal Gonzalo Fernández Bussy fue notificado de inmediato y contestó ayer. Dijo estar de acuerdo en un proceso oral y público si se respeta, como plantea la exigencia procesal, que todos los procesados estén de acuerdo. Ahora tiene que resolver el juez Fertitta.

Pero al menos seis de los 26 procesados que esperan la resolución del caso no quieren juicio oral. Entre ellos están Cristian Floiger, ex jefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas; Juan José Raffo, ex suboficial de la Inspección de Zona 3 de Rosario; Germán Horacio Herrera, ex jefe de Sustracción de Automotores; Eduardo Anacleto Enriquez y Diego Javier Cárdenas, de la subcomisaría 11ª de Fighiera.

Si esa negativa ya comunicada al juzgado de Fertitta no se revierte no queda claro de qué modo podría haber audiencias orales. Fuentes judiciales señalaron a La Capital que es imposible juzgar por el mismo caso a unos en el régimen escrito y a otros en el oral porque se corre el riesgo de arribar a sentencias contradictorias, lo que sería incoherente.

Once condenados. Esta causa, instruida por el juez Juan Carlos Vienna, investigó a un amplio grupo de personas por formar una organización conformada por civiles y personal de fuerzas de seguridad que se valía de distintas acciones violentas (tales como homicidios, abusos de arma, extorsiones, robos, amenazas) para asegurar negocios económicos. Once de los 40 procesados ya están cumpliendo condena luego de la celebración de un juicio abreviado. Entre ellas personas como Mariano Ruiz, financista de la banda, y Juan “Chavo” Maciel, policía de Delitos Complejos, ambos sentenciados a 3 años de prisión.

De ese abreviado quedaron afuera “Guille” Cantero, Emanuel Chamorro y Leandro Vilches, dado que un Tribunal de Sentencia consideró irracional que se los condenara a 9 años por asociación ilícita más el homicidio de Diego Demarre (dueño del boliche frente al cual asesinaron a Claudio “Pájaro” Cantero), dado que no había fundamento para cambiar la calificación penal de las acciones ni los roles históricos que los tres tuvieron en el crimen.

Confianza. Los fiscales consideran que tienen las mejores perspectivas para llegar a una condena en estos casos. Entienden que la prueba de la causa por asociación ilícita está refrendada en las confesiones que hicieron las personas ya condenadas por esta causa, que admiten sus delitos a cambio de penas atenuadas, en un trámite donde ya hay sentencia de decomiso para 7 inmuebles y 60 vehículos de la banda.

También valoran que la reciente condena al policía Juan Delmastro por el homicidio de una chica de 14 años, Lourdes Cantero, también es un espaldarazo a la prueba en la causa 913/12, dado que la evidencia para condenar al uniformado surge de allí. Los fiscales también manifiestan que la investigación, ni siquiera parcialmente, nunca fue objetada por los tribunales superiores donde se plantearon apelaciones.

El hecho de que la fiscalía acepte el juicio oral parece una jugada a sabiendas de que, por la negativa a ello de parte de varios acusados, no se llegará a esa instancia. Fuentes de la Procuración de la Corte señalaron a este diario que no tienen temor ninguno de lo que pueda ventilarse en juicio oral, en virtud de que puede haber gente salpicada, según dijeron las defensas. “No tenemos la menor inquietud por eso porque no hay nada cuestionable ni en la investigación ni en los investigadores. Que incendien las audiencias, nuestra fuerza está en la prueba convalidada. En el expediente hay muchos elementos polémicos. Si hay juicio oral la fiscalía también hará mención de ellos”.

Fuente: La Capital

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar