Compras en la mira: el hidrante millonario que nunca se usó

Investigaciones 26/04/2016
El camión fue adquirido durante la gestión de Bonfatti por $3.300.000, pero por distintos inconvenientes lleva un año y un mes guardado en un galpón de Jefatura.
Ver galería hidrante
1 / 2 - - El camión hidrante en un galpón de Jefatura.

El nuevo Ministerio de Seguridad frenó el pago del segundo, que estaba destinado a Santa Fe capital, porque no superó una prueba de campo

El camión hidrante entregado en marzo de 2015 a la Policía de Santa Fe lleva un año sin uso en un galpón de la Jefatura. La gestión de Antonio Bonfatti pagó por él más de tres millones de pesos, pero jamás salió a la calle por distintos inconvenientes. Al llegar este año el que estaba destinado a la capital provincial, la nueva gestión de Seguridad ordenó una prueba de campo que no superó y dejó el pago de la segunda factura en suspenso.

El nuevo desacierto en las inversiones, en medio de la Ley de Emergencia, se suma a lo que sucedió con la comisaría 24° de Granadero Baigorria, de donde se fugaron internos sin mayor complejidad que romper un candado de un lugar cuya reconstrucción costó más de cuatro millones, y del helicóptero adquirido por 1.285.000 dólares que días atrás tuvo que aterrizar de emergencia en Sauce Viejo, cuya accidentada historia publicó Rosario3.com. Fueron todas inversiones de la gestión 2011-2015.

Raúl Lamberto presentó el hidrante el viernes 27 de marzo de 2015 en el Parque Independencia, en un acto al que asistieron distintos funcionarios y hasta la intendenta Mónica Fein. Desde allí fue a la sede central de la Policía y nunca más se usó por distintos inconvenientes, como la pérdida de agua o la complicación para cargarlo en la Jefatura, por lo que tuvieron que hacer una adaptación.

Pero la inoperencia del eje de la compra, anunciada oficialmente en $6.600.000, quedó expuesta cuando la firma que adjudicataria entregó meses atrás el camión destinado a Santa Fe capital. Como la nueva gestión de Seguridad cambió el paradigma, formó una especie de comisión de veedores e implementó un control con personal de Logística, la Secretaría de Control y el área de estudios técnicos, junto a tres efectivos designados por los jefes policiales, se realizó una prueba de campo.

Esa prueba no fue superada "por cuestiones técnicas", como dificultades con el radio de giro de la bomba que tira agua y hasta inconvenientes para la carga, y el actual Ministerio de Seguridad dejó en suspenso el pago de la segunda factura por $3.300.000 y envió el camión nuevamente a Buenos Aires, para que hagan las reparaciones necesarias y cumplan con el pliego.

"En un tiempo deberá estar reparado el que estaba destinado a Santa Fe y está el compromiso para que suceda lo mismo con el de Rosario", afirmaron fuentes de la cartera, confiados en que finalmente la fuerza provincial los tendrá "operables".

De acuerdo al portal oficial SantaFe.Gov.Ar, los hidrantes comprados "son camiones marca Iveco, Modelo AMP 500 Armored, cuya compra se realizó a través del Decreto Nº 842/2014 por un monto total de $6.600.000, a la empresa Francisco Cuppari (FC Group)". Es la misma firma que actualmente quedó afuera de una nueva licitación tras admitir una inhabilitación del RENAR luego de una denuncia iniciada por un competidor.

Pasó más de un año de la entrega del primero de los dos hidrantes y ninguno pudo aún ser usado por la Policía. Ni siquiera en el clásico, como surgió la idea en los días previos al partido entre Newell's-Central en el Coloso. Y más allá de las "cuestiones técnicas", tampoco cumple con los plazos esperados para una ley de "emergencia", que habilita gastos para procesos de compra más rápidos, pero también para una rápida disponibilidad. Por ahora, en Rosario, el hidrante sigue detenido y a la espera de estar en condiciones en un galpón de la Jefatura.

Fuente: Rosario 3

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar