“Cuatro días antes de su asesinato el comisario Morgans me dijo que tenía temor por su familia y el”

El pasado viernes se cumplieron dos años del asesinato del entonces jefe de investigaciones de la policía rosarina Guillermo Morgans de 44 años en un hecho sin investigar debidamente hasta nuestros días. CUATRO DÍAS ANTES DE SU ASESINATO ME COMENTO QUE TEMÍA POR ELLO. NADIE INVESTIGO NADA. SIGUE LA IMPUNIDAD.
Ampliar
ASESINADO PARA CALLARLO - Guillermo Morgans, era el jefe de investigaciones de la policía rosarina.

Cuando muchos callaban esta voz se alzaba a una semana del crimen

Las mentiras oficiales, un escándalo por un crimen del capo narco Luis Roberto Medina y la sustracción de su computadora con información sensible fueron el marco de una causa que no se investigó y quedo como trofeo de la impunidad.

Con Morgans nos conocimos en la vieja Escuela de Cadetes de Policía donde cursábamos con algunos años de diferencia nuestra formación como oficiales, compartíamos la misma “compañía” y esto nos hacia tener un trato diario que me permitió trabar una muy buena relación casi como una amistad. No fue difícil, quienes lo conocimos podemos hablar de su forma de ser agradable, de tipo bonachón y afable.

Luego ya en “servicio” tuvimos la oportunidad del trato diario en las filas de la policía rosarina y acrecentar aquellos años de “escuela”. La ultima vez que lo vi fue en e marco de un curso de capacitación en la “Sala Hermida” (un amplio salón de usos múltiples de la jefatura local) donde quizás en virtud a esa relación impecable de los últimos quince años tuvo la delicadeza de acercarse a saludarme y me confió muy reservadamente sobre el temor que luego lamentablemente realidad se hizo, y era el de su asesinato.

Asesinato por encargo para silenciarlo

Esa media tarde del 10 de junio de 2014 este joven y alto funcionario era asesinado y el primer encubridor de esta situación fue el propio fiscal de la causa Florentino Malaponte quien señalo que “presenta un impacto de bala en el pecho” pero no contaba que antes de su arribo un joven periodista ya tenia una foto del cadáver y se veía claramente que lo había ultimado de un tiro en la nuca. Estas fotos se publicaron, virilizaron y la versión oficial tuvo que “recalcularse”.

Era indudable con esto que “acá había gato encerrado” y la versión no cerraba por ningún lado a la vista de las evidencias señaladas. Menos le cerró a la familia que aunque se mantienen hasta el día de hoy en un silencio respetable; echo del velorio a todos los dirigentes políticos que fueron a tratar de congraciarse y en especial a Raul Lamberto entonces ministro de seguridad.

Impunidad

Por estos días, el crimen sigue impune y tal como lo vengo denunciando públicamente desde el primer momento: “A Morgans lo mandaron a matar para que no declare lo que realmente pasó con la computadora de Medina a espaldas del juez que investigaba” que fue manipulada en su información y generó un escándalo institucional cuando se hizo publico el hecho ordenado por el mismísimo gobernador de entonces Antonio Bonfatti y ejecutado por sus mas altos funcionarios, el Procurador de la Corte Barraguirre y funcionarios judiciales y policiales.

Lo que me dijo Morgan cuatro días antes de que lo asesinaran

En este hecho participaron actores poderosos y según lo que me comentara muy preocupado el propio Morgan cuatro días antes de su asesinato: “El que mando a manipular esa computadora fue el propio Procurador General de la Corte Jorga Baraguirre” que estaba esa misma noche en la reunión que el había también participado y donde violaron de una manera escandalosa los fueros judiciales del magistrado que intervenía.

“A Morgans no pudimos entrevistarlo porque lo asesinaron antes” esta declaración del diputado Eduardo Tognioli nos posiciona aún mas en las razones no establecidas y mucho menos indagadas del porque de su asesinato.

El mismo oficial me dijo: “Me van a llamar de la comisión investigadora de diputados” y agregó: “Estoy preocupado por lo que pueda pasarme a mi y a mi familia” a lo que le recomendé sacarse el peso de encima y diga todo lo que sabia pero lamentablemente y como dijo el mismo legislador después: “Morgans era el que podía decir bien como habían ocurrido las cosas porque era el que recibía las órdenes del poder político. Pero no pudimos entrevistarlo, porque fue asesinado antes".

Lo asesinó el narco gobierno

No tengo la menor duda de que en Santa Fe existe un “narcogobierno” en las sombras y que no solo abreva en lo que se denomina últimamente el “narco socialismo” sino en otros sectores similares que conforman una verdadera “asociación ilícita” que avanzaron en el reparto pampa de fondos del Estado corrompiendo sus estructuras y que para ello necesitan la otra cara de la misma moneda y que han dado en llamar “la oposición”, gran negocio para algunos pocos que baten parches de “convivencia democrática” en un escenario dantesco donde debería estallar en debate la Legislatura donde se escuchan muy pocas voces disonantes de coro de ángeles alimentados con prebendas de subsidios y guita sin control.

¿Y la justicia para cuando?

La justicia está hasta el “tuetano” involucrada y si alguien lo duda veamos el caso Vienna por ejemplo. Ni hablar de los nuevos fiscales y magistrados del “nuevo sistema”.

La investigación “fue planchada por el fiscal Malaponte” que sigue de fiscal; el gobernador de entonces Antonio Bonfatti ahora es diputado provincial (con fueros) y además presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, su “monje negro” también involucrado Rubén Galassi es también legislador en la misma casa; el violador de la MAC Javier Echaniz es actualmente Secretario de la cámara que preside su jefe Bonfatti y el ex ministro de seguridad Raúl Lamberto espera ser designado nada mas ni nada menos que Defensor del Pueblo y acá digo con todo esto ¡Que Dios nos ayude!

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar