Reseña sobre Alejandro Álvarez, mítico fundador de Guardia de Hierro

Historia 07/06/2016 Por
Elusivo hasta la manía con la prensa y la figuración pública, su nombre y el de su organización atrajeron sin embargo la atención de los medios cuando Bergoglio fue elegido Papa: era la agrupación de la que más cerca estuvo Francisco
guardia

Con él se va una parte esencial de la historia del Movimiento Peronista, del que fue protagonista activo desde muy joven, primero en la Resistencia, luego en la lucha por el retorno de Perón y más tarde en los intentos de sustituir el liderazgo del general por una conducción más orgánica, colectiva.

Pero lo que principalmente distinguió el liderazgo de Alejandro "El Gallego" Álvarez –un nombre familiar para todos los peronistas pero desconocido por el público en general- fue su capacidad para reclutar y formar cuadros: por las filas de Guardia de Hierro, la agrupación que fundó a comienzos de los años 60 y que llegó a reunir 8 mil militantes, pasaron, con mayor o menor grado de organicidad, hombres como José Manuel de la Sota, Julio Bárbaro, el legendario "operador" Juan Carlos Mazzon, Olga Riutort, el ex gobernador de Mendoza José Octavio Bordón, la senadora por San Luis Liliana Negre de Alonso, Mario Gurioli –que fue diputado-, Vicente Joga y Gildo Insfran –ex y actual gobernador de Formosa, respectivamente-, varios integrantes del gabinete de Carlos Menem, como José Luis Manzano, Rodolfo Díaz y Ricardo Klass, la ex senadora por Santa Fe Liliana Gurdulich, los "históricos" Roberto Grabois y Virginia Sanguinetti, Adriana Vely –que fue diputada por Misiones-, y cuadros como Humberto Podetti y Daniel Adrogué, entre tantos otros.

Mucho más recientemente, también una impensada Elisa Carrió pasó por el área de influencia de Alejandro Álvarez. Los muy conocedores de su inconfundible estilo, notarán los tics que la líder de la Coalición Cívica adquirió en su "pasantía" con el Gallego.

En una breve reseña para Infobae, en ocasión de la elección de Jorge Bergoglio, el dirigente justicialista Ricardo Romano escribió que Guardia de Hierro "era catalogada como de 'derecha' por otras organizaciones -algunas armadas- como el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), las FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias), Montoneros, o el PC (Partido Comunista), y como de 'izquierda' por el vandorismo (expresión político-gremial del 'peronismo sin Perón'), la CNU (Concentración Nacionalista Universitaria), el lopezreguismo o el CDO (Comando de Organización, cuyo referente era Alberto Brito Lima), entre otros".

Y, en apretada síntesis, la definía así: "Guardia de Hierro concebía esencialmente al Justicialismo como la expresión política de la fe. Y a la Argentina como un 'todo' contenedor de todas y de cada una de las partes que la componen".

El rechazo a la lucha armada como método de acción política fue otro de los rasgos particulares de una organización que sin embargo tenía una orgánica y una eficacia legendarias en la práctica; pero ese posicionamiento, que la diferenció de Montoneros y otras organizaciones de la izquierda peronista, sumado a la lealtad sin fisuras a la conducción de Perón, fue motivo de tensiones y disputas de poder con esos otros grupos, a la vez que salvaguarda de muchas vidas en los períodos de más dura represión.

Guardia de Hierro tuvo existencia orgánica sólo hasta el regreso de Perón, que era su objetivo primigenio. Vuelto el líder a la Patria y al poder, la agrupación se disolvió, pero persistió esencialmente como categorías de análisis de la realidad y como método de acción, además de que la figura de Álvarez, un hombre al que no le interesaba la figuración pública, siguió siendo un referente y un centro de atracción para muchos.

Alejandro Álvarez se extinguió el 4 de junio a los 80 años de edad. Desde 1961 militó en la Resistencia peronista. Era extremadamente inteligente y culto. Y generoso con ese saber. Su aversión a los medios y a la política "profesional" limitó su acción a las sombras. Era un hombre de otros tiempos, unos en que la épica transcurría alejada de todo lo mediático.

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar