Peligra la estabilidad de unos 13.000 trabajadores de la industria del frío

Locales 06/06/2016 Por
Rosario - Se debe a los altos costos productivos, las importaciones y la falta de ventas de heladeras en Rosario y el país. Conclusión dialogó con Luis Contigiani, ministro de la Producción provincial. Suspenden a todo el personal de la fábrica de heladeras Finpak.
heladeras

Una nueva visita a Rosario del ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, volvió a encender la “luz roja” por la profundización de la crisis en la metalurgia local en la rama denominada “Línea Blanca”, específicamente la fabricación de heladeras. Luego de reunirse con empresarios de la industria del frío, el funcionario reveló que sigue la ola importadora y que “están en peligro 13.000 puestos de trabajo”.

Conclusión dialogó con el propio Contigiani, quien manifestó su preocupación por la evolución de la realidad del sector porque “no es positiva y al 31 de mayo se registró un ingreso de 42.000 heladeras, es decir que se sumaron 10.000 a las 32.000 ya contabilizadas a fines de abril”.

“Con esta cifra, se superó el total de heladeras importadas en 2014 y 2015. La demanda se planchó aún más que el promedio de ventas por la estación del año en la que nos encontramos; del 25% que se había medido hace 30 días hoy se llega casi al 30%”, especificó el funcionario.

En el mismo sentido y para darle más color a la postal de lo que acontece, Contigiani -que visitó industrias de Rosario el jueves y viernes- expresó “que la firma Bambi está evaluando un procedimiento de crisis. El resto de las empresas que aún no lo consideran esperarán hasta agosto, sin embargo Electrolux, Liliana y Gafa ya están con el procedimiento en marcha y se están produciendo suspensión de turnos”.

El ministro aseguró que todas las industrias de la “Línea Blanca” están esperando “el mes de agosto para medir la evolución de políticas nacionales, puesto que no perciben mejoras en la demanda y aparece el fantasma de tener que recurrir a la suspensión de turnos”, deslizó.

“Lo cierto es que están en juego 5.000 puestos de trabajo en forma directa y 8.000 en forma indirecta, por políticas nacionales que han impactado fuertemente en el sector productivo”, especificó el titular del ministerio de la Producción.

Contigiani señaló que los equipos de su ministerio están estudiando la manera de promover la “defensa de la industria santafesina por medio de medidas que promuevan la compra de electrodomésticos, para lo cual será necesario activar ese impulso mediante incentivos crediticios, tasas subsidiadas, y menor presión impositiva”.

En el mismo sentido precisó que “si no se resuelve activar la demanda, aminorar los costos de producción y detener la importación el panorama será más que sombrío porque se esta perjudicando a una cadena industrial intensiva”.

El responsable ministerial de producción profundizó sus sospechas respecto del gobierno nacional cuando dijo “que no se percibe que haya una clara política de regulación sobre las importaciones”, porque “es atendible que en febrero sostuvieran que se liberaron los atrasos de aduana de lo que ingresó al país, pero con 42.000 heladeras al 31 de mayo esto ya es poco creíble”, sentenció.

Finalmente, con énfasis manifestó que lo que hacen desde la gestión nacional “es permitirle a Whirphool, a Coto, a Electrolux y otros que hagan fenomenales negocios a costa del trabajo y de la industria nacional”, concluyó Contigiani.

Del diálogo entre funcionarios provinciales y el sector metalúrgico se desprendieron algunos trascendidos de que se encontrarían estudiando la posibilidad de accionar más drásticamente de cara a la decisión del gobierno nacional que en materia importaciones agrede la manufactura local, para lo cual se establecerían fuertes aranceles a los productos que atraviesen los límites de Santa Fe. “La idea sería poner medidas más duras a los productos que provengan del exterior a precios subsidiados en los países de origen porque atentan contra el empleo local. En Argentina hay sobrados ejemplos de proteccionismo aplicados por los países centrales al momento de exportar productos de las economías regionales e industrializados. Se nos aplicaron barreras sanitarias, fitosanitarias, y arancelarias para impedir que los productos argentinos accedan a sus mercados”, finalizó.

Suspenden a todo el personal de la fábrica de heladeras Finpak

Las causas son el sobre stock, el récord de importaciones y el desplome de la demanda. Los trabajadores percibirán la totalidad del salario, pero perderán los premios por presentismo y productividad.

La firma Finpak SA (ex Helametal), ubicada en el Parque Industrial El Pantanillo de Catamarca, suspendió a todos sus operarios por el sobre stock, las importaciones y la caída de las ventas. Los empleados percibirán el 100% del salario, pero perderán un premio del 6% por productividad y el 18% por presentismo; también fueron avisados que está previsto que le adelanten vacaciones en julio.

Desde la cartera de Trabajo de la provincia, su titular, Raúl Aguirre, explicó que “si bien hay empresas que no tienen mayores problemas, hay otras que sí los tienen y son serios. Tienen sobre stock, o los complicó el incremento de los servicios”, sin referirse especialmente a las importaciones y las tarifas eléctricas.

Además, describió que días pasados una comisión de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) negoció con la empresa y “tuvo que llegar a un acuerdo de suspensión”.

Los empleados percibirán el 100% del salario, pero perderán el premio de productividad, que era desde un 6% más partiendo de una base de 130 heladeras y el del presentismo, que era un 18% más.

Por otra parte, Aguirre señaló que “está previsto que para el receso de julio los trabajadores salgan de vacaciones anticipadas también dos semanas”. “Esperamos que una vez cumplido ese receso, se pueda volver a trabajar con normalidad”, opinó.

Fuente: Conclusión

 

Te puede interesar

 

Te puede interesar